Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El Papa Francisco transmitió un mensaje a los presentes y el obispo local pidió por todos los secuestrados

Steven Sotloff, en las oraciones de los fieles que despidieron a James Foley, el primer periodista asesinado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando James Foley, periodista norteamericano, fue brutalmente asesinado a manos de los terroristas de Estado Islámico, numerosas personas quisieron participar de la celebración eucarística en su memoria que se organizó en Richmond. El propio Papa Francisco transmitió un mensaje a los presentes. Y el obispo que presidía pidió oraciones en particular por Steven Sotloff, que ya había sido amenazado de muerte. Estado Islámico ha cumplido esa amenaza y ha decapitado a este joven estadounidense. El Papa Francisco ya había convocado una jornada de ayuno y oración por la paz para este domingo, 7 de septiembre.

El periodista Steven Sotloff, asesinado por Estado Islámico (fotografía de Facebook) El periodista Steven Sotloff, asesinado por Estado Islámico (fotografía de Facebook)

Steven Sotloff ya estaba en las oraciones de miles de personas cuando se conoció que, finalmente, el grupo terrorista Estado Islámico había cumplido con su amenaza de muerte. El nombre de este joven periodista había salido a la luz junto al de James Foley, brutalmente asesinado la semana pasada por los mismos radicales islámicos que aseguraron que Sotloff sería el siguiente si Estados Unidos no se retiraba de inmediato del conflicto.

Durante la emotive celebración religiosa en memoria de Foley, católico, que se celebró en Rochester, el obispo de Rochester, monseñor Peter Libasci, no solo recordó a este historiador que había sentido la vocación del periodismo, sino que también pidió oraciones para Sotloff, que había aparecido en el mismo vídeo, ataviado con el uniforme naranja con el que los visten antes de decapitarlos.

El Papa Francisco, que se ha mostrado muy conmovido con los hechos y que incluso llamó a la familia de Foley, de la que alabó su fe y su entereza, también quiso estar presente en la celebración. Hizo llegar un mensaje en el que pedía oraciones “para que se ponga fin a la violencia insensata y por un amanecer de la paz y la reconciliación entre todos los miembros de la familia humana”


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·