Jueves 25/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Benedicto XVI exhorta a usar los medios más innovadores para anunciar el Evangelio y los valores cristianos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El anuncio del Evangelio y de los valores cristianos no puede prescindir del uso de los medios de comunicación, incluidos los más innovadores, dijo ayer el Papa a los miembros del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Un nuevo reto para la Iglesia, añadió, pero "manteniendo inalterado el contenido".

El Papa recordó que en la actualidad se está produciendo una verdadera revolución en el ámbito de las comunicaciones sociales de la que Iglesia va tomando conciencia cada vez más. “Estas tecnologías – ha dicho el Santo Padre- hacen posible una comunicación veloz y persuasiva, con la posibilidad de compartir ampliamente las ideas y opiniones”.

El Pontífice ha recordado a su predecesor Juan Pablo II y su encíclica Redemtoris missio para insistir en que “la evangelización misma de la cultura moderna depende en gran parte de la influencia de los medios de comunicación... No es suficiente usarlos para difundir el mensaje cristiano y el magisterio de la Iglesia, sino que es necesario integrar el mismo mensaje cristiano en esta nueva cultura creada por la comunicación moderna. “Antes que de los contenidos, la cultura moderna nace del hecho mismo de existencia de nuevas formas de comunicación que utilizan lenguajes nuevos, utilizan nuevas técnicas y crean nuevas actitudes psicológicas. Todo ello constituye un nuevo reto para la Iglesia, llamada a anunciar el Evangelio a los hombres del tercer Milenio, manteniendo inalterado el contenido y haciéndolo comprensible gracias también a los instrumentos y modalidades correspondientes a las mentalidades y culturas actuales”.

Benedicto XVI profundizó en el carácter multimedia e interactivo de los nuevos medios de comunicación que, en cierto sentido han generado gradualmente una especie de sistema global de comunicación.“La evolución actual del mundo de la comunicación, subrayó, obliga cada vez más a hablar de una única forma comunicativa, que sintetiza distintas fuentes o las conecta recíprocamente”.

Retomó su Mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales de este año e insistó en la importancia de las nuevas tecnologías, y de promover una cultura de respeto de la dignidad y el valor del ser humano, un diálogo radicado en la sincera búsqueda de la verdad, de la amistad, capaz de desarrollar las capacidades individuales para ponerlas al servicio de la comunidad humana.

“Para los creyentes la valoración necesaria de las nuevas tecnologías siempre debe ir acompañada por una constante visión de fe, siendo conscientes de que, más allá de los medios que se usen, la eficacia del anuncio del Evangelio depende en primer lugar de la acción del Espíritu Santo, que guía a la Iglesia y al camino de la humanidad”.