Jueves 25/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Benedicto XVI advierte que "si los jóvenes ven curas aislados y tristes, no se sentirán animados a seguir su ejemplo"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"El testimonio suscita vocaciones" es el título del Mensaje del Papa para la XLVII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que se celebrará el 25 de abril. Benedicto XVI recuerda que "si los jóvenes ven sacerdotes aislados y tristes, no se sienten animados a seguir su ejemplo. Se sienten indecisos cuando se les hace creer que ése es el futuro de un sacerdote".

El Papa advierte que "las vocaciones sacerdotales nacen del contacto con los sacerdotes, casi como un patrimonio precioso comunicado con la palabra, el ejemplo y la vida entera".

"Esto vale también para la vida consagrada, añade en su mensaje. La existencia misma de los religiosos y de las religiosas habla del amor de Cristo, cuando le siguen con plena fidelidad al Evangelio y asumen con alegría sus criterios de juicio y conducta. Llegan a ser "signo de contradicción" para el mundo, cuya lógica está inspirada muchas veces por el materialismo, el egoísmo y el individualismo". Añade que "todo presbítero, todo consagrado y toda consagrada, fieles a su vocación, transmiten la alegría de servir a Cristo, e invitan a todos los cristianos a responder a la llamada universal a la santidad. Por tanto, para promover las vocaciones específicas al ministerio sacerdotal y a la vida religiosa, para hacer más vigoroso e incisivo el anuncio vocacional, es indispensable el ejemplo de todos los que ya han dicho su "sí" a Dios y al proyecto de vida que Él tiene sobre cada uno. El testimonio personal, hecho de elecciones existenciales y concretas, animará a los jóvenes a tomar decisiones comprometidas que determinen su futuro".