Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Solidaridad

Publica por primera vez un informe tras 30 años de trabajo

Cáritas atiende al año a más de 2.000 mujeres que ejercen la prostitución

El documento describe los problemas de estas personas y aporta soluciones a la luz de la fe cristiana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El documento “La prostitución desde la experiencia y la mirada de Cáritas”, analiza la realidad de este grave fenómeno social a partir de las experiencias de vida de las mujeres que son acompañadas por los distintos proyectos de Cáritas en España. Religiosas oblatas, adoratrices y otros profesionales laicos y voluntarios, atienden al año a más de 2.000 mujeres, de las cuales unas 1.000 acuden a los centros de Cáritas

Folleto explicativo de Cáritas. Folleto explicativo de Cáritas.

El perfil mayoritario de las mujeres a las que acompañan los distintos proyectos de Cáritas es el de mujer joven, (no supera los 35 años), de origen extranjero, con bajo nivel educativo y menores a su cargo. Nigeria, Rumanía y Brasil están entre los países de origen más frecuentes, aunque también República Dominicana y Colombia.

El documento analiza cuál es la realidad actual de la prostitución –un ámbito de exclusión social en la que Cáritas viene trabajando desde los años 80–, cuáles son los criterios de intervención a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia y cuál es la propia visión de Cáritas.

El informe se inspira también en el documento del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes en el que se afirma que “la Iglesia tiene la responsabilidad pastoral de defender y promover la dignidad humana de las personas explotadas a causa de la prostitución”.

A lo largo de estas páginas, se evita siempre la palabra “prostituta” para dignificar a la mujer que muchas veces ejercer debido a la pobreza, la exclusión social y la trata de personas con fines de explotación sexual, un delito del que son víctimas una parte de las mujeres y niñas que ejercen la prostitución en España.

Lo que hace esta organización de la Iglesia

“Yo iba a trabajar en un bar poniendo tapas y cañas y ese contrato se convirtió en la prostitución”, es uno de los testimonios que recoge el informe de Cáritas.

Para ayudar a estas mujeres, esta organización de la Iglesia Católica actúa bajo cinco líneas de acción. La primera el contacto, acercándose a los lugares donde se ejerce: en la calle, en los clubs, etc., con el fin de facilitarles información y romper el aislamiento.

Después acogida, escuchando a estas mujeres y reforzando su autoestima. En tercer lugar acompañamiento mediante en un proceso terapéutico para sanar sus heridas. En cuarta lugar, integración en la sociedad y por último, acompañar en las recaídas.

Propuestas

En el capítulo 2  titulado “La prostitución a la luz de la fe cristiana, criterios de acción”, se recogen una serie de propuestas orientadas a transformar esta realidad. Para Cáritas, “en una sociedad madura y consciente no hay necesidad ni de ejercer la prostitución ni de consumirla”.

Por eso, la organización apela “a los gobernantes y a las autoridades públicas a que no hagan oídos sordos”. No entran en el debate de la legalización o no, pero piden que no se incentive esta actividad y profundizar en la relación entre el masivo recurso a la pornografía y el acudir a la prostitución.

Entre sus propuestas destacan garantizar los derechos humanos, el acceso al sistema sanitario gratuito, trabajar contra las conductas que intimidan a estas mujeres, educar en valores, mover hacia la compasión solidaria, romper las estructuras machistas dominantes, realizar campañas de prevención y perseguir a todos los que se lucran con el negocio de la prostitución y de la trata.

También solicitan promover una educación afectiva-sexual desde la comprensión integral de la sexualidad, de su ser relación y de su ser trascendente.  El documento concluye con unas palabras que el Papa Francisco dirige a todos los cristianos este Año del Jubileo de la Misericordia, confiando que allí donde esté Cáritas, las personas en situación de prostitución encuentren siempre “un oasis de misericordia”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·