Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Las sorpresas de la representación China en la JMJ: aparece uno de los locutores de radio más famosos del país y piden que se cuente la difícil situación que padecen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La parroquia madrileña de Nuestra Señora de África ha acogido a centenares de peregrinos chinos para celebrar la catequesis previa a la llegada del Papa. Un popular locutor Chino ha participado en la catequesis y los fieles han demostrado su gratitud a España entonando los estribillos en castellano. La cara amarga es la de los católicos perseguidos que quieren dar a conocer su situación en Asia.

Los peregrinos han acompañado la ceremonia con canciones en chino, ingles e incluso español, proyectando en la pared del altar el himno subtitulado de la JMJ. En la ceremonia han participado también algunos personajes populares entre la juventud China, como el joven locutor radiofónico Giovanni Pang, que ha ejercido de presentador y monaguillo. El obispo John Tang y el arzobispo Savio Hon Tai Fai han celebrado la misa en chino cantonés.

La catequesis ha estado completamente dedicada a los jóvenes. La salida de los prelados se ha retrasado más de lo previsto ya que han esperado hasta saludar y fotografiarse con todos los fieles. Muchos de ellos han querido explicar la situación que la minoría católica vive en Asía. El catolicismo oficial ha pasado a ser una religión "sumergida y despreciada". Practicarla puede suponer terminar en la cárcel. Los prelados han acogido estas reivindicaciones y han animado a los jóvenes a disfruta estos días en la JMJ. Al finalizar la ceremonia el arzobispo Tai Fai ha podido hablar con Religión Confidencial.

Savio Hon Tai Fai, arzobispo y secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha agradecido durante su discurso la acogida de los peregrinos chinos. "Venimos aquí, y aún habiendo crisis encontramos solidaridad en este pueblo tan generoso" ha dicho el prelado. Cree que "lo más especial de esta JMJ es que tantos jóvenes chinos estén aquí a pesar de las dificultades financieras, expresándose firmes en la fe en Cristo".

El arzobispo esta convencido de que los peregrinos regresarán muy cambiados a su país, a pesar de que para algunos es ya la tercera Jornada Mundial de la Juventud. El religioso explica la importancia que tiene para los jóvenes el encuentro con el Papa, porque "es el pastor universal de todos los católicos.

Para los jóvenes representa toda la Iglesia" y añade que "les hace felices manifestarle su veneración y adhesión". Este encuentro les dará fuerzas para sentirse acompañados en su fe, y "cuando vuelvan tendrán más voluntad y disponibilidad para la vida pastoral".

La religión católica es aún minoritaria y perseguida en Asía, pero el arzobispo se muestra optimista ya que "la fe católica arraiga entre los jóvenes chinos porque coincide con muchos valores culturales asiáticos. Es algo de la vida cotidiana; tradicionalmente se venera el cielo, se tiene gratitud a los progenitores y se valora la justicia".

Recuerda a todos los jóvenes católicos que sufren en China que sólo con el don de la fe "se vive más intensamente la vida y somos dueños de nosotros mismos". Les anima diciendo que "como dice Jesús, somos un rebaño pequeño, pero sabemos vivir nuestra identidad religiosa incluso en minoría".

En este sentido dice coincidir con el sentimiento religiosos españole, un pueblo tradicionalmente devoto de la Virgen: "La iglesia siempre ha tenido problemas, pero la hemos rezado mucho a Ella, y muchas veces acudió en nuestra ayuda".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·