Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Los obispos libaneses niegan que la imagen de la Virgen de Biblos llorase sangre y aceite

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una imagen de la Virgen en la ciudad de Biblos, al norte de Beirut (Líbano), comenzó a llorar sangre y aceite, según medios de comunicación libaneses.

Destacaron que este fenómeno coincide con la visita del papa Benedicto XVI. La estatua, que se encuentra en el santuario de Nuestra Señora de los Mares en Biblos, considerada la ciudad más antigua del mundo y que dio su nombre a la Biblia, supura presuntamente sangre y aceite por el ojo derecho, la boca y el cuello. La emisora de radio La Voz del Líbano precisó que la imagen comenzó a llorar el viernes a las 19.00, hora peninsular española. El sacerdote de la iglesia, el padre Charbel Beirut, señaló a esa radio que, aunque él mismo pudo comprobar que la estatua segrega aceite y sangre, espera que las autoridades eclesiásticas manden un comité para averiguar si se trata de un milagro. El Papa Benedicto XVI llegó el pasado viernes (14 de septiembre) al Líbano en una visita de tres días, la primera que realiza a este país en sus siete años de pontificado.

Sin ambargo, los obispos libaneses han realizado un comunicado en el que han señalado que no se han encontrado restos de sangre o de aceite en la estatua, que se encuentra en el santuario de Nuestra Señora de los Mares en Biblos, considerada la ciudad más antigua del mundo y que dio su nombre a la Biblia: "El fenómeno fue resultado de factores naturales", señala el comunicado.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·