Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El 70% de la población mundial no puede practicar su religión. Los cristianos son especialmente perseguidos en Arabia Saudita, China o India

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La libertad religiosa no existe para el 70% de la población mundial, aunque son muchos más los países donde los gobiernos aplican severas restricciones a la práctica de la fe. Según la organización americana Pew Forum, los diez países donde los cristianos sufren más persecuciones son Afganistán, Arabia Saudita, Bután, China, Corea del Norte, India, Irak, Malasia, Mauritania y Yemen.

En el caso de los cristianos, una de las organizaciones más activas es Ayuda a la Iglesia Necesitada, presente en estos países donde están más perseguidos desde la II Guerra Mundial y por deseo de Pío XII.

En África ayudan sobre todo a los cristianos de Sudán, que además de padecer la guerra, son perseguidos por el gobierno islamista. Desde los años 60 están en lugares de América Latina como México, Venezuela o Colombia, donde la Iglesia sufre restricciones o en Chile, donde se ha desarrollado una campaña para construir capillas en las zonas más pobres. Otro país donde la evangelización encuentra muchas trabas es Cuba.

Su presidente, el Padre Joaquín Alliende, explicó a la agencia Rome Reports su reciente viaje a la isla caribeña. “Pude estar con el episcopado cubano, conversar con los prisioneros de Gobierno y ver un horizonte hermosísimo de la pastoral en una región donde la evangelización es muy difícil y por eso muy calificada y muy prometedora y es un gran signo de esperanza”.

El diálogo ecuménico también es uno de los puntos esenciales de “Ayuda a la Iglesia Necesitada” y un aspecto clave en la lucha por la libertad religiosa. “Nos mandó decir Juan Pablo II: ¿cómo vamos a reencontrarnos si no nos conocemos?. Acerquémonos. Yo estuve con el Patriarca de Moscú y sé que tiene intención de aproximación y este Papa considera esa línea, se lo he escuchado personalmente, como unas líneas fundamentales de su pontificado”, explica Allende.

Según datos recogidos entre 2006 y 2008, el 38 por ciento de los gobiernos limitan la libertad religiosa; en el 90 por ciento de los países los grupos religiosos deben registrarse para colaborar con los gobiernos pero el 60 por ciento de ellos discriminan a ciertas religiones.