Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Steve Jobs crea división de opiniones en la Compañía de Jesús. Algunos como Spadaro alaban su legado, otros critican su ‘herencia comunista’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar de ser budista, Steve Jobs se ha convertido en una figura central del debate católico. Y provoca discusiones en la Compañía de Jesús. De hecho, en particular, por su causa discuten los Jesuitas. Tras el elogio fúnebre del padre Antonio Spadaro, director de "Civiltà Cattolica", que definió al fundador de Apple como "visionario, genio, revolucionario", llega la censura de la histórica revista de la orden en Estados Unidos "America"

Por un lado, el elogio fúnebre del padre Antonio Spadaro, director de "Civiltà Cattolica", que definió al fundador de Apple como "visionario, genio, revolucionario", comparándolo con San Ignacio de Loyola: "Su visión de la vida y de la muerte es muy parecida a la del fundador de la Compañía de Jesús".

Por otro lado las críticas de los jesuitas de Estados Unidos que tienen una opinión bien diferente de la del padre Spadaro, de hecho, los hermanos estadounidenses a través de su revista "América" ponen en tela de juicio la "herencia consumista" de Jobs recordando que sus joyas tecnológicas se construyen en China en fábricas que parecen "campos de prisioneros, entre trabajo de menores y epidemias de suicidios".

En concreto, esta interpretación crítica del "universo Jobs" ha sido realizada por Raymond A. Schroth para "América", revista producida por los jesuitas, en los Estados Unidos y considerada la revista punta del catolicismo progresista. Publicación que además tiene mucho peso en todo el mundo, incluido el Vaticano.

El juicio sobre Jobs es severo: "Apple es una maravillosa empresa para sus clientes e inversores, pero también una fábrica de miseria para sus trabajadores chinos subcontratados", como demuestran las "instalaciones Foxconn en Shenzhen" : 420.000 trabajadores que producen ordenadores para Apple y otras compañías. "¿Y qué ha hecho Jobs con todo el dinero que ha ganado?", se interrogan los jesuitas estadounidenses. "Hasta el último tramo de una liquidez de 76 millones de dólares los agrupó en sociedades creadas a posta en estados fiscalmente ventajosos como Nevada".

Por otro lado, la revista jesuita destaca que al contrario que Jobs el otro magnate de la tecnología, Bill Gates "ha destinado la mayor parte de sus riquezas a mejorar la vida de millones de personas en los países más pobres del planeta". Y, "el hombre que muere rico, muere en desgracia". Al respecto la revista de los Jesuitas recuerda la parábola evangélica del rico Epulón.

Sin embargo, hay una tercera opinión. A mitad de camino entre Civiltà Cattolica y America se sitúa L'Osservatore Romano, que subraya como a pesar de sus luces y sombras Steve Jobs haya sido uno de los protagonistas y de los símbolos de la revolución de la Silicon Valley". Revolución informática, cierto, pero también "revolución de costumbres, mentalidad y cultura".

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·