Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

La Iglesia cubana confía en que la visita de obispos de EEUU a la isla facilite el acercamiento de los dos países

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García ha expresado su deseo de que la visita de obispos de EEUU permita el acercamiento de los dos países. El prelado ha enmarcado el encuentro en la petición que Juan Pablo II hizo en su viaje a la isla, cuando el Papa pidió "que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba".

La delegación del Secretariado para América Latina de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos está integrada por el cardenal de Boston, Sean O'Malleu, el obispo de Orlando, Thomas Wenski, y el obispo auxiliar de San Antonio, Oscar Cantu, y dos sacerdotes.

Los norteamericanos visitarán La Habana, el Santuario Nacional de El Cobre, en Santiago de Cuba (sudeste) y Holguín, esos dos últimos lugares relacionados con la celebración en 2012 de los 400 años de la aparición de la imagen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

La Iglesia Católica de Estados Unidos se movilizó el año pasado para ayudar a reparar los numerosos daños que ocasionaron los tres huracanes que sufrió la isla. El último viaje a Cuba de una delegación episcopal estadounidense fue en agosto de 2008, precisamente cuando pasaba el primero de los tres ciclones, que según el gobierno dejaron pérdidas por 10.000 millones de dólares.

 

En una reciente visita de Dionisio García a EEUU, el titular de Santiago de Cuba valoró positivamente las medidas tomadas por el presidente norteamericano Barack Obama de levantar las restricciones de viajes a los cubanos residentes en este país. “Estamos a favor de todas las medidas que refuercen la unidad entre las familias y haya un mejor entendimiento entre todos los cubanos. La Iglesia quiere que las relaciones (entre Cuba y Estados Unidos) sean constructivas y de respeto. La Iglesia, añadió, también lucha por la unidad familiar. Que no haya familias separadas porque se piense diferente o se viva en otro país o por motivaciones ideológicas. Y eso contribuiría a un futuro mejor".