Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Fratini presentará cartas credenciales en dos semanas y hasta entonces trabaja en la Nunciatura sin mantener actividad externa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo nuncio en España, Renzo Fratini, que ya se encuentra en la sede de la representación de la Santa Sede, en Madrid, mantiene una absoluta discreción en cuanto a sus actividades, que no tendrán proyección alguna hacia el exterior hasta que presente cartas credenciales ante el rey don Juan Carlos, acto que en principio está previsto para dentro de dos miércoles, es decir, el próximo 11 de noviembre, en el Palacio Real.

Mientras tanto, según fuentes eclesiásticas a las que ha tenido acceso Religión Confidencial, monseñor Fratini, está trabajando en la Nunciatura pero sin ver o recibir prácticamente a nadie, hasta el punto de que no hay constancia de que, desde su llegada, alguna personalidad le haya visitado.

En cuanto al perfil del nuevo nuncio, dicen de él que es “muy diplomático”, hasta el punto de que lo definen como “un diplomático puro”, es decir, una persona de perfil técnico, poco amigo de actuaciones llamativas, y que procura no singularizarse demasiado. Tiene habilidad para ocupar puestos delicados, como ha demostrado a lo largo de su carrera, desempeñada en países de mayoría musulmana, como Pakistán, Indonesia, Timor Oriental y Nigeria, su último destino hasta ser nombrado para ese cargo en España.

Finalmente, las fuentes consultadas por RC apuntan que una de las instrucciones que muy posiblemente ha recibido Renzo Fratini, y que constituirá una de las líneas fuertes de su nuevo trabajo, es “llevarse bien” con el actual Gobierno: mantener unas relaciones fluidas con La Moncloa, al igual que ocurrió con su antecesor, Manuel Monteiro de Castro. La Santa Sede no quiere enfrentamientos directos con el Ejecutivo socialista.