Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Dudas sobre la ley de centros de culto aprobada por el parlamento catalán: las exigencias específicas se fijarán en un año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El parlamento catalán aprobó ayer la nueva Ley de Centros de Culto o de Reunión con Fines Religiosos. El Arzobispado de Barcelona considera que quedan en el aire algunos aspectos, como su carácter retroactivo. Y ha alertado que muchas iglesias tendrán que adaptarse a una ley que no deja claro cuáles son los nuevos requisitos.

 

El texto ha sido aprobado por 119 votos a favor (PSC, ERC, ICV-EUiA y CIU), 13 en contra (PP) y una abstención (Ciutadans). Establece los requisitos que deberá cumplir cualquier centro de culto en Cataluña: tendrán que cumplir unas condiciones materiales y técnicas de seguridad, salubridad, accesibilidad, protección acústica, aforo, evacuación. Pero las exigencias específicas se fijarán en un reglamento posterior, que será aprobado por el gobierno catalán en el plazo de un año.

CIU ha unido finalmente sus votos a los del tripartito, a pesar de la enmienda a la totalidad que presentó en un principio. A petición de este partido, se ha eliminado el término laicismo en el texto. CIU también ha pedido que se destinen ayudas a los centros para que puedan cumplir con la nueva ley. El PP la ha calificado de "ley innecesaria que va en contra de la libertad religiosa".

Los centros de culto actualmente en funcionamiento tendrán cinco años para adaptarse a la nueva ley. Quienes quieran abrir un nuevo centro, necesitarán una licencia municipal. Y los alcaldes podrán cerrar aquellos locales que no dispongan de licencia o incumplan el reglamento.

En Cataluña existen 3.449 centros religiosos: 2.500 católicos, 453 protestantes, 169 islámicos, 150 de testigos de Jehová, ocho de otras confesiones y cuatro sinagogas judías.

El portavoz del Consejo Islámico y Cultural de Cataluña, Mohamed Halhoul, ha celebrado la aprobación de la ley. Considera que ayudará a "todas las comunidades" a abrir más templos.