Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Participó el ex alcalde del PSOE Francisco Vázquez

Definen al cardenal Rouco como “defensor de los pobres” y “lleno de prudencia y caridad”

Los participantes en la presentación del libro del arzobispo emérito de Madrid exaltaron otras facetas suyas menos conocidas, como la de impulsar locales de Cáritas antes que parroquias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Universidad Eclesiástica de San Dámaso de Madrid acogió la presentación del libro Ecclesia et Ius del cardenal Antonio María Rouco Varela. El socialista Francisco Vázquez aprovechó el acto para definir al que fuera arzobispo de Madrid como un gran canonista, valorado en el Vaticano y defensor de los pobres. “Cuando fue arzobispo de Santiago de Compostela, en las zonas más deprimidas, creaba primero sedes de cáritas para ayudar a los más desfavorecidos. Después, levantaba la parroquia”, afirmó Vázquez.

El cardenal Rouco se despide de Madrid El cardenal Rouco, en la catedral de la Almudena de Madrid.

El cardenal Antonio María Rocuo Varela, actual arzobispo emérito de Madrid, no concede entrevistas actualmente. Según fuentes de la Universidad de San Dámaso hay que dejar que el panorama se calme. Sin embargo, ayer se encontraba en “casa” en el Seminario diocesano y en la Universidad que impulsó mientras estuvo al frente de la diócesis de Madrid.

Durante la presentación de su libro, explicó que estos escritos de derecho canónico y concordatos, en estos tiempos de reforma de la Iglesia, sirven para conocer los derechos de los católicos, y para entender la línea a seguir en aras de una buena relación Iglesia y Estado. “El derecho canónico está en la esencia de la Iglesia. Este tratado profundiza en la unión de los hombres entre sí y con Dios en Cristo”, señaló el Cardenal. El libro cuesta 30 euros, pero el cardenal matizó: “No voy a cobrar nada, los beneficios van íntegros a San Dámaso, universidad que ha editado el libro”.

Francisco Vázquez, ex embajador de España ante la Santa Sede, fue el encargado de presentar el libro. Definió al cardenal como maestro de canonistas. Quiso dar fe públicamente que, ante el Vaticano, Rouco era una figura indiscutible del derecho canónico y admirado por obispos en el terreno pastoral. “A la diócesis de Madrid se la ponía como ejemplo porque la cuenta de resultados era siempre positiva: había beneficios en lugar de pérdidas, aumento de vocaciones, de seminaristas, aumento de fieles en la santa Misa, etc.”, subrayó Vázquez.

El político socialista analizó también el segundo capítulo del libro del cardenal, el que trata de las relaciones entre Iglesia y Estado, y del papel de los católicos en la vida pública. “Se quiere eliminar de la vida política y social toda referencia de lo religioso. Se une al relativismo imperante y al laicismo, el buenismo e individualismo. Y para Antonio María Rouco, esta cultura está afectando a la crisis del matrimonio, crisis de la familia, descenso de la natalidad”.

Anunció a Religión Confidencial una faceta menos conocida del cardenal Rouco Varela, como es la preocupación por los pobres. “Cuando era Arzobispo de Santiago de Compostela se preocupó enormemente por las personas más desfavorecidas. Creaba sedes de cáritas para ayudarles socialmente, y después, levantaba la parroquia. Además, estuvo muy implicado en el proyecto hombre de lucha contra la droga y se vinculó enormemente con las personas solitarias de la Galicia rural”, señaló. Por último, confesó que el cardenal Rouco goza de su afecto y del de toda su familia, porque entre otras razones “me ayudó en momentos muy difíciles como embajador ante la Santa Sede”.

María José Roca, consultora del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, acompañó a Vázquez en la presentación del libro, y definió al cardenal Rouco como una persona con “gran experiencia pastoral, lleno de prudencia y caridad, además de demostrar su profundo amor a la Iglesia”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·