Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Chacón se despide regulando el estatus de los capellanes castrenses. Los empleos irán de Capitán hasta Coronel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Orden Ministerial 84/2011, publicada en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa el último día de noviembre, incluye diversos cambios en la normativa de personal del Servicio de Asistencia Religiosa (SAR) de las Fuerzas Armadas. Regula, por ejemplo, los ascensos –por la Ley de Carrera Militar-, la convocatoria de oposiciones y estará al mando del jefe de su Unidad.

Será una de las últimas decisiones que tome Carme Chacón al frente del Ministerio de Defensa. Según fuentes consultadas por El Confidencial Digital, la normativa trata de recopilar y poner "negro sobre blanco" todas las reglas por las que se rige el Servicio de Asistencia Religiosa de las FAS.

Los actualmente 90 capellanes en servicio activo –al que se unen esporádicamente algunos más ya en situación de reserva- ya disponen de un compendio simplificado sobre cuáles han de ser sus labores, derechos y obligaciones.

Los miembros del SAR estarán bajo la influencia directa de la Ley de Carrera Militar. La nueva Órden establece que aquellos que mantengan una relación permanente con más de veinticinco años de servicio en las FAS pasarán a ser coroneles. A los quince años, tenientes coronel; al pasar a relación permanente –tras tres años- serán comandantes. Los que empiecen en el servicio entrarán con el rango de capitán.

El acceso de los nuevos capellanes será convocado oficialmente por la Subsecretaría de Estado a propuesta del arzobispo Castrense. Quienes entren a formar parte de los Servicios de Asistencia Religiosa tendrán un periodo de adaptación a las Fuerzas Armadas. Una vez que se cumplan tres años de servicio, Defensa realizará diversas pruebas a los capellanes. Si las superan, podrán firmar su relación permanente con el Ejército.

Otro de los puntos recogidos en la nueva orden ministerial viene a reflejar la necesidad que tendrán los capellanes castrenses de acceder a una formación específica para desarrollar su labor en misiones internacionales.

Actualmente hay unos cuatro capellanes sirviendo en distintas misiones internacionales. Hay dos en Afganistán, uno en Líbano con las tropas de la ISAF y otro embarcado en el buque Patiño, desplegado en Somalia en el marco de la Operación Atalanta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·