Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:15h

·Publicidad·

Foto Noticias

Moneo visitó el IESU, su última obra arquitectónica en San Sebastián

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla y el arquitecto Rafael Moneo visitaron este lunes las obras de la nueva parroquia de Riberas de Loiola, el IESU (el nombre de Cristo en Griego), un edificio compuesto básicamente de tres elementos: un cubo que acoge el templo, una estructura con forma de “L”, dedicada a usos diversos: oficinas, despachos, salón de actos, centro parroquial, vivienda de sacerdotes, y cerrando el patio que se forma entre ambos elementos, un muro, por el que se accede al complejo. Su interior es una cruz griega desestructurada, con lo que recupera el crucero. En los laterales de la cruz encontramos el sagrario y la capilla de la reconciliación (en la parte derecha) y la pila bautismal y la sacristía (en la izquierda). El templo es un exponente de la arquitectura de la luz. Destaca por la sencillez de líneas y por el elaborado uso de la luz y de las distintas escalas (alturas), que dotan al edificio de una gran fuerza. Luz y cruz son los dos pilares del templo, que simbolizan la muerte y la resurrección de Cristo (IESU). La cruz está presente en todo momento: la iglesia en su base tiene forma de cruz y también en el techo se reproduce esa misma cruz, gracias a la estructura y a los juegos de luz. Y los juegos de luz cobran importancia gracias a las diferentes alturas del templo (techos bajos en la entrada, y de hasta 28 metros en el sagrario).