Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

Munilla explica por qué concibió Juan Pablo II la 'Cruz de los Jóvenes'

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con motivo de la llegada de la 'Cruz de los Jóvenes' a la diócesis de San Sebastián, monseñor Munilla explicaba este domingo que fue Juan Pablo II quien "la confió a los jóvenes católicos del mundo entero hace más de veintiséis años, una cruz de madera austera y sencilla, de cerca de cuatro metros de altura, que desde entonces ha peregrinado por todos los rincones del planeta, y que ha sido testigo de los avatares de nuestra historia contemporánea". Recuerda que el Papa polaco sabía que "la cultura posmoderna sufre un notable déficit en cuanto a la razón discursiva se refiere; pero, sin embargo, era conocedor de la gran sensibilidad de los jóvenes hacia el lenguaje simbólico. Juan Pablo II fue un convencido de la importancia de “simbolizar nuestra existencia”, así como de la necesidad de presentar el mensaje de la fe con un lenguaje accesible y significativo para las nuevas generaciones. Por esto no dudó en recurrir al signo de la Cruz…". Monseñor Munilla quiso rememorar que, en todo este tiempo, esa Cruz "consiguió entrar en los países de la Europa comunista, para terminar pasando por la Puerta de Brandeburgo, una vez caído el muro de Berlín; visitó la Zona Cero de Manhattan tras el atentado de las Torres Gemelas, sin dejar por ello de hacerse presente en los países más pobres (Burundi, Rwanda, etc); y presidió en el año 2000 el memorable Vía Crucis de Juan Pablo II en el Coliseo romano…"