Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Los navarros secundaron la iniciativa de monseñor Pérez de consagrar su región al Sagrado Corazón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cinco mil personas asistieron el domingo a la misa en la cual el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, consagró Navarra al Sagrado Corazón de Jesús, un acto novedoso que ha merecido el respaldo de una amplia mayoría de los navarros. Estuvieron presentes fieles llegados en autobús de todos los puntos de la Comunidad Autónoma, la mayoría de los párrocos, y concelebraron la eucaristía 130 sacerdotes.

Tras la procesión con el Santísimo desde la iglesia de San Miguel hasta el seminario, en la que participaron numerosos fieles, además de cofradías, hermandades y movimientos apostólicos, la misa fue oficiada ante el monumento al Sagrado Corazón de Jesús levantado en la explanada del seminario de Pamplona, abierto a la zona de Lezkairu, una de las áreas expansión de la ciudad.

La estatua es obra del escultor extremeño Rodrigo Espada Belmonte, está esculpida en bronce, mide seis metros de altura y alcanza los 2.500 kilos de peso. Ha costado 180.000 euros, que serán cubiertos por donativos. Ayer, hasta antes de la colecta, se habían conseguido ya 100.000.

La iniciativa del arzobispo, adoptada tras conocer que Navarra no había sido consagrada en el pasado al Sagrado Corazón, ha merecido el parecer favorable de la mayoría de los navarros. Hubo también reticencias desde algunos sectores de Iglesia, que consideraron inadecuada a estos tiempos esa devoción, pero se trataba de círculos minoritarios cuyas pegas no han sido finalmente atendidas.