Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Rebelión en Toledo ante el intento del Gobierno de deslucir el Corpus. El socialista Barreda consigue que Chacón rectifique

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Corpus de Toledo no se toca. Es el resumen de las reacciones provocadas por la intención del Gobierno de recortar los honores militares al Santísimo en la procesión de este jueves. El propio presidente de la Junta, el socialista Barreda, hizo público ayer el compromiso personal de la ministra Chacón de no reducir la participación de las Fuerzas Armadas ni los honores al paso de la procesión. Por si acaso, el alcalde la ciudad, anunció que la banda de la policía municipal está lista para que "la Custodia tenga más honores que nunca".

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, desveló una conversación con la ministra Chacón en la que ésta se ha comprometió a que "los cadetes vayan con su uniforme de gala, con el sable correspondiente, y que presenten armas al Santísimo".

Por su parte, el regidor toledano, Emiliano García-Page, afirmó que, pese al cambio de reglamento militar, “las salvas de honor a la custodia las vamos a disparar, el himno de España va a sonar porque lo va a tocar el Ayuntamiento” y añadió que “la Custodia va a tener los mismos o más honores que nunca, y lo que no se pueda hacer por reglamento lo va a hacer la ciudad”.