Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El caso ya llevaba tres años en los tribunales

Iesu Communio gana la batalla jurídica al PSOE sobre la ampliación y reforma de San Pedro Regalado

El Instituto religioso Iesu Communio ha ganado en los tribunales la batalla emprendida por el grupo municipal socialista sobre las obras de ampliación, reforma y rehabilitación del Convento y Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monasterio de San Pedro Regalado Monasterio de San Pedro Regalado

Ahora, según informa el Diario de Burgos, el grupo municipal socialista, que promovió el recurso contra la autorización, estudia apelar el fallo y anuncia que exigirá la declaración de Bien de Interés Cultural para el convento

El Instituto religioso Iesu Communio ha ganado en los tribunales la batalla emprendida por el grupo municipal socialista de la capital ribereña contra la resolución adoptada por la Junta de Gobierno Local en noviembre de 2011 concediendo la declaración de uso excepcional en suelo rústico para las obras de ampliación, reforma y rehabilitación del Conveno y Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Burgos ha desestimado el recurso que interpusieron en su día los socialistas arandinos contra este acuerdo por entender que incumplía tanto los artículos del Reglamento de Urbanismo de Castilla y León que regulan este tipo de autorizaciones como las directrices marcadas por el PGOU.

En su fundamentación, el fallo  considera que aunque de “envergadura muy importante”, ya que las construcciones previstas suponen casi 5.000 metros cuadrados, frente a los 3.800 de los inmuebles existentes, las obras no pueden considerarse más que una ampliación de lo que había. Incluso se refiere al PGOU arandino, donde se apunta que obra nueva es aquella construida sin utilizar alguna obra anterior. Por ello, que se construyan nuevos volúmenes -el proyecto contemplaba seis edificios- “no supone que se trate de una obra nueva si se pretende completar o mejorar una preexistente”.

El juez desmonta el argumentario socialista, basado en el informe contrario a autorizar el uso excepcional que realizó la jefa del Servicio de Urbanismo, asegurando que no se demuestra que estas obras generarán nuevas necesidades de servicios, como luz, agua o depuración. Asimismo, considera irrelevante la categoría del técnico  que informó el expediente, se advertía en el recurso que era personal laboral, sin competencia para este tipo de trabajos.

Por último, tras dejar constancia de que ni siquiera se contempla una especial protección del suelo donde se preveía actuar, el tribunal reconoce la “perplejidad” que le causa que un conjunto del valor e importancia como la que tiene el santuario de San Pedro Regalado, y que podría ser Bien de Interés Cultural como conjunto histórico, “el mismo no tenga la más mínima protección, ni por parte de Patrimonio ni del PGOU de Aranda de Duero que siquiera la considera un suelo rústico con protección cultural”.

Tras tener conocimiento de la sentencia, el grupo municipal socialista  está valorando la posibilidad de recurrirla ante una instancia superior por entender que “es un auténtico disparate”, según señaló su portavoz, y encargado de defender el recurso, Luis Briones. “A nadie se le escapa ahora mismo que eso no es una ampliación. Eso es de nueva planta, y punto”, aseveró el edil socialista.

En cualquier caso, e independiente de la decisión que se adopte, Briones adelantó que, siguiendo lo planteado por el juez, exigirán la declaración del Santuario de San Pedro Regalado como Bien de Interés Cultural y la implantación de medidas de protección en el nuevo PGOU que se está redactando en la actualidad.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·