Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Entrevista con Iceta: "Algunos centros públicos no ofrecen la asignatura de religión, algo que contraviene la legalidad"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mario Iceta Gabicagogeascoa, nombrado obispo de Bilbao en agosto de 2010, explica en una entrevista exclusiva con ‘Religión Confidencial’ las dificultades que existen para estudiar religión en algunos colegios públicos: “Hay casos, no infrecuentes, en los que se disuade a los padres de matricular a sus hijos en la clase de religión”.

Iceta nació en Guernica (Vizcaya), es doctor en medicina y cirugía y doctor en teología, y fue ordenado sacerdote en Córdoba en 1994. Allí fundó la Sociedad Andaluza de Investigación Bioética y la revista ‘Bioética y Ciencias de la Salud’. Ha sido profesor de teología y moral fundamental, y pertenece a la subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española.

Sucesor de Ricardo Blázquez, Iceta es uno de los obispos más jóvenes de España (46 años). Antes de asumir su cargo actual, fue obispo auxiliar de Bilbao durante más de dos años. En esta entrevista hace un repaso de la situación de la diócesis. 

- Monseñor, ¿podría hacer un breve balance del tiempo que lleva como obispo de Bilbao?

- Ha sido un año muy intenso. Ha estado jalonado principalmente por tres actividades. La primera, la constitución de los diferentes consejos: el nombramiento de los vicarios, la constitución del Consejo del Presbiterio, el nombramiento del Colegio de Consultores, y la constitución del Consejo Pastoral diocesano. Durante el mes de junio, ya tras las sesiones constitutivas, tendremos las primeras sesiones de trabajo.

La segunda actividad ha sido el impulso del IV Plan Diocesano de Evangelización. Si Dios quiere, el próximo día de Pentecostés serán erigidas las primeras unidades pastorales, tras varios años de trabajo. Serán una excelente herramienta para llevar adelante los retos que actualmente exige la nueva evangelización.

Y el tercer aspecto ha sido la visita a las diversas realidades de la Diócesis. Durante el año he realizado múltiples visitas a parroquias, comunidades, instituciones diocesanas, además del trabajo habitual de preparar documentos, homilías, recibir las visitas, la relación con otras instituciones, etcétera.

 

- ¿Cuáles son los principales retos que afronta la diócesis? ¿Qué luces y sombras destacaría?

- La Diócesis de Bilbao es una Iglesia joven, creada hace 60 años, con una riquísima historia de vida cristiana profunda, que ha dado muchos frutos de santidad y ha desbordado nuestros propios límites geográficos. Nuestra presencia misionera ha sido muy grande en diversos lugares de África y América, aunque ahora nuestras fuerzas estén más mermadas. Se ha desarrollado un laicado formado, activo y comprometido. El servicio de la caridad en la Diócesis es muy notable. La conciencia de corresponsabilidad de sacerdotes, miembros de la vida consagrada y laicos en la vida de la Diócesis es notable. También es muy importante la presencia de la Iglesia en el ámbito educativo, así como el compromiso firme de trabajar por la promoción de la paz, el perdón y la reconciliación.

Tenemos así mismo una serie de debilidades que afectan a la dificultad de transmitir la fe a nuevas generaciones, la escasez de vocaciones al ministerio sacerdotal, a la vida consagrada y a los carismas laicales, y la necesidad de fortalecer la comunión entre las diversas sensibilidades que conforman la Iglesia diocesana.

 

- ¿En qué situación se encuentra el seminario diocesano y la pastoral vocacional?

- Actualmente el Seminario Diocesano cuenta con ocho seminaristas. La Pastoral vocacional es un aspecto que cuidamos con esmero y está bien enfocada. El trabajo es intenso y los frutos los confiamos al Señor. Como comentaba anteriormente, sufrimos hace muchos años una gran escasez vocacional en los diversos carismas y ministerios. Con el trabajo que se está impulsando, con la oración y la gracia de Dios, tenemos la confianza de que el Señor nos ayudará y suscitará vocaciones suficientes para la atención pastoral de la diócesis.

 

- ¿Qué preparativos están llevando a cabo de cara a la JMJ?

- Acogeremos a 2.000 jóvenes en nuestra diócesis, procedentes de los lugares más variados del mundo. Se está promocionando tanto el que los jóvenes participen como voluntarios en la acogida, como su participación en Madrid como peregrinos. Ya está terminado el programa que tendrá lugar en la Diócesis, en la que debemos agradecer la generosidad y colaboración de diversas instituciones públicas y privadas. Con respecto a la participación en Madrid, estamos animando a los jóvenes de las diversas parroquias y comunidades para que participen. Será un verdadero acontecimiento de gracia.

 

- Supongo que ya se ha superado la oposición inicial a su nombramiento por parte de algunos sectores o personas de la diócesis. ¿Es así?

- El conocimiento mutuo siempre propicia que los recelos y prejuicios se vayan superando y creo que vivimos en un clima de sosiego y empeño por trabajar en común.

 

- Tengo entendido que está habiendo un auge de las cofradías en Bilbao. ¿A qué es debido?

- El mundo de las cofradías de Bilbao está compuesto por personas de profunda fe y compromiso. Trabajan con ilusión, constancia, alegría y fe. Curiosamente, forman parte de ellas un gran número de jóvenes a los que dan espacio para trabajar e implicarse. Les tengo en gran estima y veo cómo quieren vivir realmente la fe y no se avergüenzan de dar testimonio del Señor, no sólo en la organización de las procesiones, sino también en los cultos que organizan y su gran compromiso en obras de caridad y de promoción social.

 

- ¿Podría decir algo sobre la labor asistencial que la diócesis está llevando a cabo con los inmigrantes, los desempleados y los más desfavorecidos?

- La labor que Cáritas diocesana realiza es realmente encomiable. La respuesta de la comunidad cristiana y de otras personas que colaboran con Cáritas ha sido sorprendente. En el último año, las colectas destinadas a Cáritas se han incrementado en un 82%, un incremento similar al año anterior. Los voluntarios que colaboran con Cáritas se han incrementado en más de 300.

La gente es muy sensible ante los problemas sociales y de pobreza y se empeñan con decisión. Ven a Cáritas como un cauce excelente para ayudar eficazmente a tantas bolsas de antiguas y nuevas pobrezas que la crisis está generando.

Aunque estamos desbordados por la demanda, la colaboración de personas, parroquias, comunidades, instituciones eclesiales y la colaboración en red con instituciones públicas y privadas hacen que la respuesta y la atención a tantas dificultades y pobrezas se realicen adecuadamente.

 

- ¿Se puede estudiar la asignatura de religión en el sistema público escolar? ¿Qué obstáculos hay?

- El gobierno de la comunidad autónoma mantiene firme el compromiso de respetar la legalidad vigente, que tiene su fundamento en los derechos humanos, en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía. A pesar de ello, existen dificultades para que dicho derecho sea una realidad plena. Algunos centros públicos no ofrecen la asignatura de religión, algo que contraviene la legalidad, pues la oferta debe ser obligatoria. Hay casos, no infrecuentes, en los que se disuade a los padres de matricular a sus hijos en la clase de religión. En algunos claustros, los profesores de religión no reciben la consideración que merecen.

Creo que es un asunto que no sólo ocurre en el País Vasco, y que ciertamente se trata de un lamentable atentado a los padres y madres en educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones. Estamos trabajando, junto a asociaciones de profesores y de padres, para que se respete este derecho inalienable de los niños, jóvenes y familias.

 

- ¿Cómo es su relación con las autoridades de la comunidad autónoma y los ayuntamientos?

- Es una relación de estima mutua, respeto y colaboración sincera y leal.

 

- ¿Qué papel ha jugado la Iglesia católica en el nacimiento de la cultura vasca?

- La Iglesia en Bizkaia ha sostenido e impulsado enormemente el magnífico legado cultural que hemos recibido de nuestros mayores. El Instituto Labayru, que es de la Diócesis, ejerce una gran labor en la promoción de la lengua y cultura vascas. Tenemos dos radios diocesanas, una que emite en castellano y la otra, Bizkaia Irratia, que emite su programación íntegramente en euskera.

Los centros educativos -la diócesis cuenta con dieciocho- permiten a nuestros alumnos una educación integral, también en los elementos linguísticos y culturales propios. El patrimonio cultural recibido es ingente y procuramos promocionarlo, darlo a conocer y cuidarlo con esmero. Numerosos sacerdotes y religiosos han pertenecido, o incluso presidido, y pertenecen a Euskaltzaindia, que es la Academia de la Lengua Vasca. En resumen, se puede afirmar que el compromiso de la Iglesia católica con la cultura vasca es ciertamente muy amplio, comprometido y generoso.

 

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·