Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La Catedral de Córdoba piensa reforzar la seguridad tras el incidente de los turistas musulmanes y otro episodio posterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La catedral de Córdoba baraja reforzar la seguridad, tras el suceso de marzo, en el que más de un centenar de turistas musulmanes austriacos, ‘tomaron’ el recinto con la intención de realizar el ‘salat’ –rezo islámico’-, algo prohibido en la normativa de la Catedral.

Aquel 31 de marzo, más de un centenar de turistas austriacos, en pequeños grupos y “coordinados por walkie-talkie”, entraron en el recinto catedralicio y comenzaron a rezar bajo el rito musulmán, circunstancia expresamente prohibida por el reglamento del templo.

Y no ha sido el único incidente más o menos reciente. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, una semana después, una mujer entró en la Catedral y se postró en el suelo en actitud de rezo. La seguridad del templo trató de levantarla, pero ella se negó, hasta que apareció la Policía Nacional. La mujer confesó a los agentes allí desplazados que lo hacía “en solidaridad” con los turistas de la semana pasada.

Ante esta situación, el Cabildo de la Catedral de Córdoba ha decidido crear un grupo de trabajo –integrado por representantes del área de seguridad, diálogo interreligioso y comunicación- para evaluar la posibilidad de introducir nuevas medidas de seguridad. Amplíe esta información en El Confidencial Autonómico.