Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Catalá aclara que son los párrocos quienes deben atender las solicitudes de Misas según la forma extraordinaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispado de Málaga ha publicado una nota según la cual el obispo Jesús Catalá “no ha prohibido ni denegado” la celebración de la Misa según la forma extraordinaria del Rito Romano, “entre otras cosas, porque es un derecho de los fieles”. Y recuerda que son “los propios párrocos quienes deben atender estas solicitudes de los fieles”.

 

Un grupo de malagueños había pedido a su obispo “una celebración regular con el Misal del Beato Juan XXIII”, y el nombramiento de "un sacerdote delegado que pueda encargarse de dicha celebración". La nota señala que la respuesta del obispo a dichos fieles fue que “no se ve conveniente, de momento, atender esta solicitud, por estimar que no se dan las condiciones adecuadas en la diócesis de Málaga”.

 

Pero el comunicado de la diócesis malacitana recuerda que “para celebrar la Eucaristía con dicho Misal no es necesario pedir autorización alguna al Obispo”. Y cita el ‘motu proprio’ ‘Summorum Pontificum’, aprobado por el Papa hace ahora dos años: “En las parroquias donde haya un grupo estable de fieles adherentes a la precedente tradición litúrgica, el párroco acogerá de buen grado su petición de celebrar la Santa Misa según el rito del Misal Romano editado en 1962”.