Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Las vacaciones del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras un año marcado por algunos de los escándalos más fuertes de su papado, Benedicto XVI se ha trasladado a Castel Gandolfo para descansar unos días del calor de Roma y de una actualidad vaticana más ajetreada que nunca.

El 2012 pasará a la historia como uno de los años más duros del pontificado de Benedicto XVI. El escándalo de Vatileaks que ha golpeado el Vaticano desde principio de año, la traición del mayordomo al que encontraron en posesión de documentos confidenciales, los lefebvrianos que dicen y desdicen sobre su acercamiento a Roma y el Banco del Vaticano que no termina de entrar en las normas anti blanqueo de dinero, a pesar del esfuerzo y las leyes que el Papa ha puesto en marcha desde hace meses, no son un panorama alentador para nadie y menos para quien sufre todos estos reveses en casa.

Por eso, ahora más que nunca, Benedicto XVI, a sus 85 años, se merece unos días de descanso, alejados del calor de Roma y sobre todo de la actualidad vaticana. Estará hasta septiembre en Castel Gandolfo, un pequeño pueblo a 40 kilómetros de Roma. Durante el mes de julio no realizará ningún acto público, excepto el Ángelus del domingo. Pero ese mes tiene reservadas algunas sorpresas. Como la visita el 9 de julio a Nemi, un pequeño pueblo cercano a Castel Gandolfo, a una comunidad de monjes. Se trata de una visita muy especial porque en esa casa vivió durante algunos días en 1964, junto con otros consultores que trabajaban en textos del Concilio Vaticano II. O el concierto que el 11 de julio le ofrecerá el director Daniel Baremboim y la West-Eastern Divan Orchestra y la visita el 15 de julio a la ciudad de Frascati.

En agosto retomará el trabajo aunque con un ritmo más tranquilo. Volverá a Roma cada miércoles para las audiencias generales. El 15 de agosto celebrará, como de costumbre la misa de la Asunción en la parroquia principal de Castel Gandolfo.

Del 14 al 16 de septiembre está previsto el viaje al Líbano. Serán unos días intensos y difíciles, tras los que el Papa volverá para descansar a la residencia de Castel Gandolfo hasta finales de mes para retomar la actividad vaticana definitivamente en octubre que comenzará con el Sínodo para la Nueva Evangelización, que arranca el 11 de octubre, uno de los momentos más importantes del año.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·