Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los momentos claves del viaje de Francisco en Turquía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Mercedes de la Torre en Turquía durante el viaje del Papa Francisco. Mercedes de la Torre en Turquía durante el viaje del Papa Francisco.

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Queridos lectores,

Escribo ya desde Roma tras los días intensos en Turquía por la cobertura del viaje del Papa Francisco a Ankara y Estambul. Días en los que hemos informado sin pausa en Religión Confidencial los detalles de este viaje histórico del Pontificado actual.

En este espacio, sintetizo algunas de las imágenes más significativas de la sexta visita apostólica internacional del Papa Francisco.

En primer lugar, merece la pena destacar cómo el programa del viaje papal ha ido aumentando en “profundidad pastoral”. El primer día en Ankara, los eventos y discursos de Francisco fueron casi desde la óptica de ‘Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano’ con sus coloquios personales con el Presidente de la República turca, con el presidente del departamento de las relaciones religiosas ‘Diyanet’ y la reunión con las autoridades civiles.

Para muchos será inolvidable el momento en el cual el Papa Francisco entraba al enorme Palacio Presidencial en Ankara y la fuerza de sus palabras al solicitar igualdad de derechos para todos los ciudadanos -musulmanes, judíos o cristianos- así como también la clara condena de cualquier fundamentalismo y del terrorismo.

Al día siguiente, el Pontífice viajó a Estambul y la primera cita la dedicó precisamente a visitar la Mezquita Azul (Sultan Ahmet). Una elección congruente ya que, según las cifras oficiales de 2012, el 99.8% de la población turca es musulmana.

Las imágenes del Papa argentino en la Mezquita junto al Gran Mufti han dado la vuelta al mundo, ya que no solo han recorrido la mezquita, sino que los presentes han apreciado la belleza del lugar de culto y han escuchado con atención las explicaciones de algunos pasajes del Corán. Lo más significativo ha sido el momento de oración en silencio que el Papa tuvo junto al Gran Mufti, una ‘adoración silenciosa’ la calificaban fuentes vaticanas para evitar controversias similares a las que se generaron hace ocho años durante el viaje de Benedicto XVI.

Sin embargo, el mismo Pontífice ha confirmado en el vuelo de regreso a Roma que en ese momento “sintió las ganas de rezar”, se lo dijo al Gran Mufti y ahí rezaron juntos, un ejemplo potente de diálogo interreligioso en el que el Papa dijo en voz alta “debemos adorar a Dios”.

Por la tarde del sábado, el Papa presidió la única Misa pública de su viaje apostólico y lo hizo en la Catedral del Espíritu Santo en Estambul. En esta ocasión, aprovechó para insistir en la importancia de la unidad entre los cristianos. 

Posteriormente, Francisco con su personalidad espontánea ha realizado un gesto que permanecerá en la historia del ecumenismo: le ha pedido al líder de la Iglesia Ortodoxa bendecirlo y bendecir a la Iglesia de Roma, se ha inclinado y el Patriarca le besó la cabeza. Esos segundos han confirmado una vez más la fuerte fraternidad que une a los sucesores de Pedro y Andrés.

 

Al día siguiente por la mañana, el Papa ha asistido a la Divina Liturgia en la fiesta de San Andrés, patrón de la Iglesia Ortodoxa, el Obispo de Roma ha seguido de pie y con atención la larga ceremonia. Al finalizar, Bartolome y Francisco han pronunciado discursos memorables. El Pontífice ha revelado que “su deseo” es la comunión con las Iglesias Ortodoxas y ha asegurado que la Iglesia Católica “no pretende” imponer condiciones para que esto se realice. Estas palabras han llenado de esperanza a tantos cristianos en el mundo.

 

Por último, ha tocado el turno a una de las realidades que el Papa Francisco es más sensible: niños y niñas refugiados en Turquía que viven en condiciones muy difíciles. Ahí el Papa confirmó que en este viaje hubiera querido reunirse con muchas más personas con circunstancias similares, pero que lamentablemente no fue posible. Los analistas han hipotizado diferentes motivos, entre los más recurrentes se encuentran las cuestiones diplomáticas con el Gobierno turco y la seguridad del Papa, quien viajó en un coche sin blindar durante tres días en este país en  el que viven muy pocos cristianos.

Twitter: @mercedesdelat

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·