Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El juicio del mayordomo del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Finalmente el juicio del mayordomo del Papa y el informático del Vaticano ya tiene fecha: será el 29 de septiembre.

La resolución del caso Vatileaks avanza poco a poco. El Presidente del Tribunal de la Ciudad el Vaticano ha establecido el día y la hora del juicio de Paolo Gabriele y Claudio Sciaperletti. Será el próximo jueves, 29 de septiembre a las 9. 30 de la mañana.

Conforme pasa el tiempo y se va tomando distancia en esta intriga de robos y acusaciones se puede apreciar que este caso ha servido para dar una sacudida al Vaticano. Ni tan graves eran los documentos que salieron a la luz, ni tan escondidos los secretos que desveló este Vatileaks. En cualquier Estado que se precie hay intrigas, hay traiciones y hay oportunistas. Y el Vaticano, mal que nos pese, no es una excepción en esto. Sin embargo, ahora la Santa Sede debe ponerse firme al respecto y juzgar con rigor a quien le ha traicionado. Y también aprender la lección comunicativa que se desprende de esta fuga, para la que ya han dado un primer paso al nombrar un asesor de comunicación.

De cualquier manera, hasta que llega el día del juicio, quedan pendientes algunos cabos sueltos, algunas preguntas por responder. Y se espera que el juicio termine con los interrogantes que los observadores de este caso aún tenemos.

El mayordomo del Papa fue sometido a dos peritajes psiquiátricos, uno por parte del tribunal vaticano y otro pedido por su abogado defensor. Ambos demostraron que era "una persona correcta y normal" que cometió un "hecho extremadamente grave". ¿Cómo alguien en sus cabales y profundamente religioso, puede llevar a cabo esta fuga pensando que hace un bien a la Iglesia? No entiendo cómo, robar documentos confidenciales y entregarlos a un periodista puede significar resolver un problema dentro de la Curia vaticana o hacer algo bueno por la Santa Sede.

Tampoco me cuadra el resto del material incautado en casa de Gabriele. Regalos que el Papa recibió y que después su mayordomo decidió 'apartar'. Un cheque por valor de 100.000, una pepita de oro y una edición ilustrada de la Eneida de Annibal Caro de 1581 son algunos de los elementos que han trascendido a la prensa que se encontraron en el registro del apartamento del mayordomo. Aún queda pendiente una explicación real de por qué Carlo Fusco, abogado y amigo de Paolo Gabriele desde la infancia renunciara a seguir defendiéndolo por "divergencias en la estrategia defensiva de cara al juicio".

Quizás el 29 de septiembre, a las 9.30 de la mañana comience a deshacerse esa maraña de dudas que aún quedan alrededor del caso Vatileaks. Esperemos que sea el día en el que la verdad sobre esta fuga de documentos y Paolo Gabriele comience a salir.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·