Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los cristianos exigen que se elimine la Ley sobre la blasfemia en Pakistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Ley sobre la blasfemia”, que contempla la cárcel o incluso la pena capital para quienes insultan o desacralizan el nombre del Profeta Mahoma y del Corán, sigue siendo un tema de debate en la sociedad paquistaní.

Según la agencia Fides, algunos, como el Ministro Federal para los Asuntos de las Minorías, Shahbaz Batti, desearían una revisión; otros piden su cancelación inmediata, como el arzobispo de Lahore, monseñor Lawrence Saldanha y la Comisión “Justicia y Paz”; la Conferencia de los “Jamit Ulema de Pakistán” (JUP) la considera más bien “intocable” y amenaza duras protestas en caso contrario.

El tema -que desde hace tiempo preocupa y con razón a la comunidad cristiana- ha vuelto a originar un debate en la opinión pública después de la intervención del Ministro para las Minorías. Durante una conferencia en Estados Unidos, promovida por organizaciones cristianas como Voice of Martyrs, “Christian Solidarity Worldwide”, afirmó ser favorable a una “revisión” de dicha ley, declarando que “el gobierno tiene la intención de modificarla”.

“La reconciliación religiosa es una de las prioridades del Presidente Asif Ali Zardi”, afirmó, y la revisión de la ley es uno de los instrumentos para poder conseguir dicho objetivo. El Ministro, de religión católica, aseguró que todas las partes políticas están dialogando para poder revisar la norma a lo largo de 2010.

El objetivo es “cancelar las discriminaciones contra las minorías religiosas y promover la armonía interreligiosa”, previniendo los abusos y castigando a quienes lanzan falsas acusaciones. En este sentido, se les daría a los jueces el poder de investigar preventivamente los casos denunciados, constatando su validez antes de formular una acusación formal de blasfemia.

A pesar de estas “buenas intenciones”, existe descontento entre los cristianos en Pakistán, que exigen, con todo derecho, la abolición de la ley, “por ser inicua y discriminatoria”, recordando que la Comisión “Justicia y Paz” realizó una petición pública exigiendo con firmeza su revocación. De todos modos, grupos musulmanes integristas se han opuesto desde siempre a cualquier revisión o revocación de la ley, por lo que el camino será largo y difícil.

Por Alfonso Bailly-Bailliére