Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mañana por la tarde se inaugura el belén de la Plaza de San Pedro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Siguiendo la tradición, mañana 24 de diciembre por la tarde, se inaugura el Nacimiento de la Plaza de San Pedro, que tras varias semanas de construcción, hasta la fecha de hoy, ha permanecido cubierto.

Participarán en el acto el cardenal Giovanni Lajolo, presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano y los responsables de su construcción: el personal de los Servicios Técnicos vaticanos, además de otros invitados.

El Nacimiento se coloca en la Plaza de San Pedro por voluntad del Siervo de Dios Juan Pablo II, desde 1982, tradición que ha sido mantenida por Benedicto XVI. Normalmente, tras la inauguración del Belén, el Papa enciende una vela desde su estudio privado, que simboliza la “Luz de la Paz”, y que coloca delante de su ventana.

También este año, las estatuas del belén pertenecen al pesebre de san Vicente Palotti, que son de 1842, y se conservan en la iglesia romana de San Andrés del Valle (Sant'Andrea della Valle), situada en el corazón de Roma. Serán acompañadas por otras esculturas de talla más reciente que se han ido incorporando en el curso de los años.

Miles de familias, no solo romanas, visitan durante el período navideño el belén inmenso de la Plaza de San Pedro, que no se comienza a desmontar hasta el 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el Templo.

Junto al belén, a la derecha del obelisco, se ha colocado un árbol que el Reino de Bélgica ha ofrecido este año. El abeto, decorado de blanco y amarillo, los colores de la bandera pontificia, procede del bosque de las Ardenas. Se trata de un árbol centenario de treinta metros de altura y catorce toneladas de peso. La ceremonia de inauguración tuvo lugar el pasado viernes por la tarde.

Desde hace 27 años, diferentes regiones de Italia y de Europa se turnan para ofrecer el árbol que acoge a los miles de peregrinos que llegan a la plaza de San Pedro entre Navidad y Reyes.

Benedicto XVI ha destacado en más de una ocasión el valor de la tradición de los Nacimientos y los árboles de Navidad, afirmando que el belén no es sólo un elemento de "espiritualidad", sino también "de la cultura y del arte".

 

Por Alfonso Bailly-Bailliére