Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Comienza el Jubileo de la Iglesia vietnamita

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ayer, 24 de noviembre, fiesta de los santos mártires de Vietnam Andrea Dung Lac y 116 compañeros, canonizados por Juan Pablo II en 1988, la Iglesia en este país asiático inauguró un Jubileo especial de acción de gracias.

En 2009 se conmemora el 350 aniversario de la creación de las dos primeras diócesis del país, Dang Trong y Dang Ngoai (Vietnam del norte y del sur) y en 2010, los 50 años de la Conferencia Episcopal Vietnamita.

Según la agencia de noticias asianews, miles de fieles marcharon con velas encendidas por las calles principales de Kien Khe, la ciudad en la que se abrió el Jubileo de la Iglesia vietnamita. Encabezó la procesión monseñor Peter Nguyen Van Nhon, presidente de la Conferencia Episcopal de Vietnam, seguido por unos treinta obispos de las 26 diócesis del país, 250 sacerdotes y 600 religiosos vietnamitas, junto al cardenal Roger Etchegaray, vicedecano del Colegio cardenalicio y ex presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

Los santos mártires vietnamitas forman parte de los cerca de 130.000 cristianos que perdieron la vida en 261 años, entre 1625 y 1886, durante los cuales hubo 53 “Edictos de persecución de los cristianos”. Los 117 mártires comprenden 96 vietnamitas, 11 dominicos españoles y 10 miembros de las Misiones Extranjeras de París. En 2000, Juan Pablo II beatificó a otro joven mártir vietnamita, Andrew Phú Yên.

El arzobispo de Hanoi, monseñor Joseph Ngo Quang Kiet, subrayó que los católicos vietnamitas “deben ser gratos a los misioneros que sacrificaron su vida por traernos los dones de la fe. El Evangelio plantado en Vietnam -dijo- ha conocido muchas experiencias difíciles. Son las fuerzas del mal que quieren destruir la semilla del Evangelio. Pero extrañamente, cuanta más resistencia encuentra la semilla del Evangelio, tanto más hay que trabajar por una rica cosecha”.

La apertura del Jubileo también ha sido recogido por la prensa del régimen, que la ha definido una “evidencia inequívoca” de la política de respeto de la libertad religiosa aplicada en Vietnam.

En la carta dirigida a la comunidad católica del país con motivo de la proclamación del Jubileo, que concluirá el 6 de enero de 2011, los obispos vietnamitas recordaban que “para desarrollar el espíritu de comunión en el seno de la Iglesia, el Papa les ha exhortado a “dedicar una atención particular” a algunos ámbitos, sobre todo al ejercicio de la caridad, “característica esencial de la Iglesia de Cristo”.

 

Por Alfonso Bailly-Bailliére