Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

“¿Cuál es tú noche ideal?”, las preguntas de una empresa de preservativos que consigue ‘colarse’ en los institutos para impartir educación afectivo-sexual

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Institutos de enseñanza como el Juan de Juni (Valladolid), Francisco Ayala (Madrid), Axular Lizeoa (San Sebastián) y colegios concertados como el San Buenaventura de Llucmaior (Baleares) colaboran activamente con la campaña lanzada por una conocida empresa de preservativos en 3 000 centros de enseñanza de todo el territorio nacional y dirigida a jóvenes entre 12 y 16 años. La campaña podría ser inconstitucional, a juicio de Profesionales por la Ética.

La campaña se denomina XMILMOTIVOS y asegura acogerse a la educación sexual introducida por la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Su objetivo es "formar a los y las jóvenes para que puedan decidir de qué manera quieren vivir su sexualidad y capacitarlos/las en la gestión de los riesgos asociados (embarazos no planificados, ITS y VIH) mediante la promoción del preservativo". A los alumnos se les imparte un completo programa didáctico con fichas personales en las que deben reflejar cuestiones como "cuál es su noche ideal".

"En definitiva", afirma Fabián Fernández de Alarcón, vicepresidente de Profesionales por la Ética, "una empresa comercial quiere hacer negocio a costa de nuestros hijos y se introduce en centros de enseñanza sostenidos con fondos públicos (es decir, con nuestros impuestos) para promocionar su producto vulnerando la Constitución, que otorga a los padres la responsabilidad y la libertad sobre la formación de sus hijos en cuestiones morales. Se violenta, además, la intimidad de alumnos menores sin conocimiento de sus padres".

"Estamos estudiando las denuncias de los padres y preparando un Informe para las Administraciones educativas, ya que son responsables de frenar este tipo de intromisiones en los centros de enseñanza y su negligencia puede tener consecuencias legales para los profesores, el centro escolar y la Consejería de Educación correspondiente", concluye Fernández de Alarcón.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·