Lunes 27/03/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

En 2014 no se produjo ningún caso de violencia contra personas

Los ataques contra la religión se han duplicado en España por el impulso de los partidos radicales de la izquierda

El Observatorio para la Libertad Religiosa ha elaborado un estudio en el que detalla 187 agresiones y actos de vejación en 2015 contra creyentes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Informe “Ataques a la Libertad Religiosa en España que elabora anualmente (por quinto año consecutivo) el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) señala que las agresiones a los creyentes se han duplicado en España durante el año 2015. María García, presidenta del OLRC sostiene que estos actos vejatorios se deben principalmente “al impulso de ciertos partidos radicales de la izquierda”. 

El rector del seminario mayor de Moncada, agredido el pasado mes de marzo. El rector del seminario mayor de Moncada, agredido el pasado mes de marzo.

La presidenta de este Observatorio argumenta a Religión Confidencial que “la radicalización de ciertos partidos políticos y su obsesión por recluir la religión al ámbito privado, ha provocado que se dupliquen estas agresiones”.

Casos como el del municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid, en el que el Ayuntamiento prohibió la edificación de un colegio católico en suelo público, “ocasionó que al día siguiente, las paredes en construcción de este centro se llenaran de pintadas ofensivas contra la religión”, expone María García a RC.

Según este Informe, en España se produjeron 187 ataques a la Libertad Religiosa durante 2015 frente a los 91 que tuvieron lugar en 2014.

Clases de agresiones  

Los ataques, según la clasificación realizada por el OLRC, son los siguientes: 3 casos de violencia contra personas por confesar una religión; 36 agresiones contra lugares de culto; 16 actos de vejación a las personas por creer en una religión; 33 casos de escarnio de la religión y 99 casos en los que se margina la religión de la vida pública.

De los 3 casos de violencia, dos se produjeron contra sacerdotes, uno de ellos al rector del seminario de Moncada, cuando un desconocido comenzó a propinar puñetazos, insultos y patadas por su condición de sacerdote. Otro cura de 87 años sufrió puñetazos en el interior del confesionario por un hombre de 30 años.

Las vejaciones a las personas por creer en una religión o los casos de escarnio se refieren a insultos en twitter, redes sociales o bien en alguna otra plataforma pública.

Pintadas anarquistas y nazis

Este Observatorio no especifica un perfil determinado de quienes cometen estas agresiones aunque “en las pintadas aparecen símbolos anarquistas, comunistas y nazis”, explica María García.

Este informe será presentado a los distintos partidos políticos tal y como realizan todos los años. “En 2014 solicitamos una reunión personal con todos los grupos parlamentarios y nos recibió PP, CiU, Ciudadanos, UPN y Vox”, señala la presidenta del OLRC a este Confidencial. En su opinión “la raya de la libertad de expresión está cuando se ofende los sentimientos de los demás. Por ejemplo, se puede criticar a la Iglesia sin insultarla”.

Al hilo de estos datos, el OLRC recuerda que en el año 2014 no se produjo ningún caso de violencia contra personas, mientras que las agresiones a los lugares de culto ascendieron a 8, las vejaciones a personas por creer en una religión fueron 5, los actos de escarnio a la religión registrados ascendieron a 14 y los de marginación de la religión de la vida pública se cifran en 64.

Por su parte, el Informe que recoge los datos del 2015 indica que, de los 187 ataques, 160 se han dirigido contra los cristianos (es decir, el 86% de todos los ataques). Así, 22 ataques han tenido como objeto todas las confesiones cristianas (principalmente ataques contra el crucifijo o la fiesta de la Navidad) mientras 136 se han dirigido contra católicos (es decir, el 73% del total de los ataques) y 2 contra cristianos de otras confesiones.

Lo que ha aumentado exponencialmente son los casos en los que se margina la religión de la vida pública (un 55%).