Martes 22/08/2017. Actualizado 17:39h

·Publicidad·

Católicos

Su intención es colocar la sonrisa de Dios, aún en medio de conflictos bélicos

El blog del capellán de la Armada Española que llega a más de 30.000 personas en todo el mundo

“Los buenos días de Recarey” se ha convertido en una catequesis epistolar que se distribuye entre marinos y sus familias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El blog “Los buenos días de Recarey” que escribe desde hace varios años el capellán de la Armada española Carlos Recarey García, ha traspasado fronteras “allende los mares”. Lo que comenzó siendo unos escritos titulados “Las historias del Pater”, hoy es un apostolado epistolar que llega a más de 30.000 personas.

Un capellán de la Armada, celebrando misa. Un capellán de la Armada, celebrando misa.

El padre Recarey explica a Religión Confidencial cómo comenzó esta iniciativa. “Estoy destinado como sacerdote castrense en la marina desde el año 2000. Comencé saliendo a la mar en unas flotillas de cuatro barcos. Para mí eran como cuatro parroquias flotantes. Me embarqué en una de ellas y tuve la sensación que dejaba solas a las otras tres. Entonces empecé a preguntarme cómo podía atender a esas tres parroquias flotantes.  Y así comencé a escribir unos boletines titulados Las historias del Pater que llegaban a todos los barcos”.

Estos boletines se empezaron a distribuir por correo electrónico a los marinos y estos a su vez a sus familias y conocidos. En 2012 creó el blog “Los buenos días de Recarey”. En la actualidad, sus buenos días llega a países como Canadá o Estados Unidos. “Una funcionario de la embajada americana leyó el blog y ahora lo distribuye a muchas personas”, declara el capellán a RC.

Los Buenos días de Carey consta de una estructura bien definida: una máxima o idea  idea fuerza, el propósito del día, un vídeo, el santo del día, una historia y se finaliza con una oración y reflexión.

18.000 marinos

Los temas que trata el Pater son “de la vida misma”, pero últimamente incide mucho en la familia.La Armada española se compone de unos 18.000 marinos de los que un 20% son mujeres. Es un ejército que, al embarcarse, echa mucho de menos a su familia. Por eso creo que es importante escribir algunas ideas que ayuden a fortalecer la unidad familiar”, afirma.

Para el capellán, el marino es una persona más, aunque la navegación le confiere de una característica más concreta: “Navegar es como hacer unos ejercicios espirituales. El marino tiene muchos momentos de reflexión personal y se plantea preguntas como ¿qué hago aquí, qué hago con mi vida? La mar forja la personalidad. Con mis escritos, intento ayudarles en sus reflexiones”, apunta el padre Recarey.

La sonrisa de los niños en Irak

Su intención en el blog es “colocar la sonrisa de Dios”, esa sonrisa que ha percibido en algunas de sus misiones militares. “Una de las cosas que más me ha impresionado fue ver la sonrisa de los niños en Irak. Para mí fue como descubrir la presencia de Dios en la sonrisa de estos pequeños. A pesar de la guerra, del abandono, me he encontrado con niños que no habían perdido la sonrisa y depositaban la esperanza en nosotros, en el Ejército”, subraya el padre castrense.

Como capellán castrense de la marina, confiesa a RC algo que se está dando en la Armada desde el punto de vista de la fe: “Frente al proceso masivo de descristianización social, surge mucha gente que se plantea volver al encuentro con Cristo y manifiesta su fe católica. Los católicos ocultos están testimoniando su fe”,  subraya.

Contacto personal

El Pater confiesa que este blog le da mucho trabajo pero que compensa por las muchas muestras de agradecimiento y cariño que recibe. “Hay muchas personas que se ponen en contacto conmigo cuando les llega el blog, me preguntan sus dudas e inquietudes. Por eso digo que el mérito no es mío  sino del Espíritu Santo y de tantas personas que están compartiendo con otras estos escritos. A través de las redes sociales se puede evangelizar. Es lo que llamamos una catequesis epistolar moderna”, afirma.  

Carlos Recarey es capellán castrense de las escuelas de especialidades de la Armada “Antonio Escaño y “Estación Naval de la Graña” del tercio del norte de infantería de Marina, situada en El Ferrol.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·