Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:15h

·Publicidad·

Católicos

Sada: "Cuando viví con Marcial Maciel no vi las cosas negativas que ahora conocemos; sólo fui capaz de ver lo bueno y no me di cuenta de lo malo"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Padre Evaristo Sada, secretario general de la Legión de Cristo, confesó el pasado sábado la lección de humildad que le ha supuesto aceptar la realidad de la vida del fundador de su congregación, Marcial Maciel: "No vi las cosas negativas que ahora conocemos; sólo fui capaz de ver lo bueno y no me di cuenta de lo malo".

Ante unas 11.000 personas presentes en el Encuentro de Juventud y Familia del Regnum Christi celebrado en la capital mexicana, añadió: "Ahora que las conozco, me duele mucho constatarlo, me duele por las personas que han sufrido, me duele que se haya provocado desprestigio al sacerdocio católico. Oro por él, oro mucho por él. Lo acepto también como parte de mi historia aunque me haga sufrir el ser blanco de sospechas y desconfianza. Pero se lo ofrezco a Dios como reparación".

Sada pidió perdón “de todo corazón" a las personas "a las que nuestro fundador haya afectado a causa de los actos inmorales en su vida personal y a las personas que se hayan sentido heridas por sus consecuencias".

El secretario general de la Legión de Cristo relató cómo, en la entrevista que tuvo con uno de los visitadores que la Santa Sede ha designado para la visita apostólica en curso, le preguntó: “Cuando sus superiores le informaron a usted sobre los comportamientos inmorales en la vida de su fundador, ¿usted perdió el suelo? ¿se le desmoronó todo? Le respondí: yo no estaba fundado en la persona de nuestro fundador. Se me desmoronaron las agarraderas humanas y eso es duro, pero la roca sobre la que estoy fundado está firme. Es la roca del amor de Dios. Estoy fundado sobre la certeza de que esta obra es de Dios y es a Dios a quien me he consagrado. Tengo el ancla echada para arriba. Y allá arriba hay roca firme”, concluye.