Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

El obispo auxiliar de Bilbao pide al PNV que recuerde su "trayectoria cristiana" y no apoye la Ley del Aborto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se da por hecho el apoyo del PNV a la Ley del aborto del Gobierno. El ejecutivo parece dispuesto a ceder en la única objeción a la ley de los nacionalistas vascos: la autonomía de las menores para abortar sin consultar con sus padres. Ayer el obispo auxiliar de Bilbao pidió al partido que recuerde "su trayectoria de humanismo cristiano y recapacite".

Pero el Partido Nacionalista Vasco insiste en que "pretender que no existan abortos voluntarios es una utopía". En su informe sobre la Ley del Aborto pone de manifiesto, punto por punto, que su postura concuerda con los postulados del PSOE en torno al aborto.

 

Un apoyo, que según el obispo auxiliar de Bilbao, ha provocado que "mucha gente" de la formación y "algunos dirigentes" le hayan transmitido su preocupación por una decisión que "contradice la trayectoria de ese humanismo cristiano" y tampoco se incluia en el programa electoral del partido.

En una entrevista a Radio Euskadi, lamentó que la nueva norma convierta el aborto en "un derecho" y apostó por "dar la voz" a la sociedad civil, como, a su juicio, ocurrió hace unos días en Madrid.

El prelado señaló que el PNV "parte de la postura de que el aborto es una realidad socialmente aceptada". "Yo creo que hay que negarse a esto. Es como en tiempos de la esclavitud, que era algo aceptado y hubo que revelarse a ello. O el nazismo llegó al poder por mayoría, democráticamente, y hoy en día todos coincidimos en que decir que hay razas inferiores es una aberración", explicó.

Recordó que "en este debate, el gran olvidado es la persona que va a ser eliminada, que es el embrión", y que los Estados tienen "el deber" de proteger la vida.

A su juicio, existen "otros modos" de hacerse cargo de "esa situación difícil y dolorosa", respetuosas tanto con la dignidad de la mujer y de la madre como con la dignidad, el respeto y tutela del niño", entre los que sugirió la acogida de la mujer y la ayuda a la gestación con la ayuda de psicólogos "y por su puesto, de su familia", las ayudas económicas, y, en último caso "poder hacer el trámite de adopción".

En un documento publicado en su página web, el PNV resume su posición ante la reforma de la Ley del aborto en los siguientes puntos:

1. Considera necesaria una nueva regulación "para mejorar la atención a una realidad innegable: el aborto existe". Entiende necesario modificar la regulación actual "de forma que se garanticen mejor la salud y los derechos de las mujeres y de los profesionales".

2. Propone "un modelo mixto de plazos e indicaciones". Añade: "Es aceptable un límite en torno a las 12-14 semanas, para el aborto libremente decidido por las mujeres".

3. Considera "adecuado el límite de 22 semanas, en los casos en que haya peligro para la salud materna o serias anomalías fetales".

5. Propone incluir el aborto en el régimen general del consentimiento de menores recogido en la Ley 41/2002 de Autonomía del Paciente, "de tal forma que debería admitirse la validez del consentimiento a partir de los 16 años de edad pero estableciendo en la nueva regulación el reconocimiento a quienes ejercen la potestad o la tutela de la mujer mayor de 16 años a ser notificados ó informados de la solicitud formulada por aquella para la práctica del IVE".

6. Se opone a la privación de libertad: "ni para la mujer ni para los profesionales". Pero la penalización debe ser "más rigurosa con el o la profesional, fundamentalmente si se practica un aborto a partir de las 22 semanas sin que hayan sido contrastadas, por personas expertas, la existencia de graves anomalías".

7. Propone regular expresamente el derecho de los profesionales sanitarios a la objeción de conciencia y crear un registro.