Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Zoom

Este fin de semana, en Ávila, se añoró al Papa Francisco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado sábado se cumplió el 500 aniversario del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada, la santa abulense por antonomasia. Más de un millar de personas estuvieron presentes, dentro y fuera del convento carmelita de Ávila, para conmemorar dicho aniversario. El obispo de Ávila, don Jesús García Burillo, presidió la eucaristía y representantes del mundo eclesiástico, político, militar y universitario acompañaron a La Santa en el día y el lugar de su nacimiento.

La asistencia de tantas autoridades no evitó que muchos echaran en falta la presencia de la principal de todas ellas: la del Papa Francisco. Los preparativos de un hipotético viaje papal, que nunca fue anunciado de manera oficial pero que sí llegó a estar bastante avanzado, levantó en Ávila no pocas expectativas. Sin embargo, la idea de este viaje al final fue descartada desde Roma. Los asistentes tuvieron que conformarse con la carta que el Papa Francisco remitió por el 500 cumpleaños de Santa Teresa, carta que fue leída públicamente por D. Jesús García Burillo.

- Zenón de Elea.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·