Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La obsesión anticatólica por remover lodos pasados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El teatro Arenal albergará a partil del 2 de abril una obra llamada La Visita, que es "la gota de agua que hará temblar los cimientos de la Iglesia", según los organizadores. Versa, cómo no, sobre la pederastia; basada en una historia de hace quince años ocurrida en Holanda, trata acerca de una póliza de seguro contra el abuso a menores que intenta firmar el sacerdote director de un colegio religioso con una aseguradora. "Los principios éticos de la Iglesia pasan a un segundo plano sometidos por la doctrina implacable del beneficio económico", continúa el anuncio.

Cualquiera que conozca mínimamente cómo funcionan los principios eclesiales, sabría que este grave problema ya se ha tratado debidamente en las áreas donde ha ocurrido. El dolor y sufrimiento para las víctimas lo han pagado las diócesis sin poner peros y castigando a los culpables, además de lo que civilmente se les imputase. Revolver el lodo ahora solo se entiende desde un odio feroz y unas ganas de que la opinión pública fije su ojo en el árbol que cae en vez de observar el bosque que crece. El director de la obra, por cierto, dirige un programa en Canal +. Quizá eso también contribuya a explicar algunos porqués, por muy personal que sea su teatro.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·