Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La crisis vocacional es culpa del zapping

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta semana L'Osservatore Romano publicaba un contundente artículo sobre los abandonos en la vida religiosa. El autor es bien significativo, el franciscano José Rodríguez Carballo , el nuevo secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. Y habla de unas tres mil renuncias de religiosos y religiosas tramitadas cada año por la Santa Sede. Dentro de este artículo, hacia la siguiente reflexión: “Vivimos, también, en un tiempo que podemos definir el tiempo del zapping . Zapping , literalmente, quiere decir: pasar de un canal a otro, sirviéndose del control remoto, sin detenerse en ninguno. Simbólicamente, zapping significa no asumir compromisos a largo plazo, pasar de un experimento a otro, sin hacer ninguna experiencia que marque la vida. En un mundo donde todo está facilitado, no hay lugar para el sacrificio, ni para la renuncia, ni para otros valores similares. En cambio, estos están presentes en la opción vocacional que exige, por tanto, ir contracorriente, como es la vocación a la vida consagrada.

Ya la Madre Teresa de Calcuta decía que el fruto del silencio es la oracioón y el fruto de la oración es el dialogo corazón con Corazón con Cristo, único mapa valido para escoger nuestra vocación. Por eso, conviene huir de la cultura del Zapping y dejarse abrigar por un silencio donde solo se oye la voz de Dios.

Zenón de Elea

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·