Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

El cardenal O'Brien y los escándalos mediáticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Santa Sede ha aceptado la renuncia del cardenal arzobispo de Edimburgo y St. Andrews de su cargo en la Iglesia. Al mismo tiempo, el cardenal, salpicado por un escándalo de posibles actos impuros que ha saltado a la prensa este fin de semana aunque ocurrieron en los años 80, ha informado de que no acudirá al cónclave para evitar que su presencia y la sombra que enturbia su imagen hagan perder de vista la verdadera trascendencia de este momento crucial para la Iglesia.

Con los datos de los que hoy se dispone, no se puede dar cuenta de la veracidad de los hechos denunciados este fin de semana por una cadena de televisión británica, que citaba como fuentes a tres sacerdotes y un exsacerdote que habían estado bajo la tutela de O'Brien hace treinta años. Si la historia que narran es cierta y la renuncia de O'Brien ha sido admitida por este motivo, la justicia civil deberá ocuparse de cualquier delito al tiempo que la Iglesia, con la misericordia infinita de Dios, hace también su parte. El Vaticano ya ha anunciado el inicio de una investigación. Si es falsa, se ha mancillado el nombre de un cardenal cuya trayectoria estará marcada por este día.

Pero sea cierta o falsa, la denuncia llega en un momento muy preciso, en un momento en que toda la Iglesia mira a Roma y no son pocas las presiones a las que muchos medios de comunicación someten a los cardenales electores al lanzar informaciones que desvían la atención sobre cuestiones fundamentales.

El problema de la actual situación, con un Papa que renuncia y un nuevo cónclave, quizá muy próximo, a las puertas, es que el tiempo de incertidumbre está desatando una ola de informaciones de todo calibre que no desestabilizar a la Iglesia como tal, pero sí pueden marcar el importante discernir de los cardenales en los próximos días. En el cónclave, bajo llave, los electores huyen del contagio informativo exterior. Pero faltan muchos días hasta ese momento y por ahora parece que las exclusivas mediáticas, verdaderas o falsas, van a marcar la agenda de muchos debates en San Pedro. O'Brien ha querido evitar que otra más se sume al elenco.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·