Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Menos ayudas, menos natalidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado martes fueron publicados los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2012, en los que una vez más se hace patente la profunda crisis demográfica en la que se está sumergiendo España. De acuerdo con estos datos el índice de fecundidad en España ha bajado de un 1,36 en 2011 a un 1,32 en 2012, sumando el cuarto año de retroceso seguido. Desde que comenzó la crisis económica en 2008 la natalidad ha caído casi un 12,8%, lo que nos está alejando cada vez más del nivel de reemplazo generacional (2,1).

Según ha señalado Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar (IPF) "la natalidad está en una situación tan dramática que para recuperar el nivel de reemplazo generacional se necesitarían tener prácticamente 300.000 nacimientos más anuales que los actuales, y debiendo alcanzar, por tanto, los 752.000 nacimientos al año". Las previsiones son desalentadoras. Si España continua por este camino, en el 2050 será el país más envejecido. Estos datos auguran una inversión de la pirámide poblacional que supondrá un deterioro del Estado del bienestar y pondrá en peligro servicios que ahora consideramos esenciales, como la sanidad pública o el sistema de pensiones.

"Existe una relación directa entre ayudas a la familia y un mejor índice de fecundidad." prosigue Hertfelder, "Así, en aquellos países donde se desarrolla una política integral de apoyo a la familia se consigue, entre otras cosas, incrementar la natalidad". Esta relación entre las ayudas a familias y el aumento de la fecundidad se hace evidente en países como Irlanda, Francia, Reino Unido y Suecia, que son los países europeos con mayores tasas de fecundidad. En España sin embargo el apoyo que se da a la familia por parte de administraciones estatales y autonómicas es casi nulo. Según Hertfelder "Que a día de hoy la única medida directa sea la ayuda por hijo de 24,25€/mes siempre y cuando los límites de ingresos no superen los 11.490€/año, constata el grado de abandono a la familia", además hay que tener en cuenta que la media europea es de 125€/mes.

Ante esta situación de crisis demográfica que no solo afecta a España, sino que también es un problema para muchos otros países europeos, el ex ministro alemán de Economía Wolfgang Clement propone otras medidas como la jubilación libre hasta los 80 años "Es la consecuencia lógica del cambio demográfico, con jubilarnos a los 67 no alcanzamos. Quien quiera y pueda debe seguir trabajando hasta los 75 e incluso hasta los 80". Tanto España como muchos otros países de Europa y de fuera de Europa se acercan poco a poco a una situación de crisis demográfica que solo se podrá evitar tomando medidas que estimulen la natalidad de forma efectiva.

Sin embargo, aunque las ayudas a la familia y a la natalidad deberían ser una prioridad en cualquier país, detrás del descenso demográfico se esconden otras cuestiones mucho más profundas, que nacen del hedonismo imperante, del egoísmo aceptado y de la pérdida de valor de la familia. Y además, no hay ayudas.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·