Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

¿Vuelve a quedarse sola la Iglesia Católica en la defensa pública de la vida?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la derrota viene la reflexión. Esa constante vital se reproduce, acaso en mayor grado, en el ámbito político. Los republicanos estadounidenses perdieron en su intento por ocupar nuevamente la Casa Blanca y se preguntan por las causas. Una de las voces autorizadas del partido es John McCain, ya fuera de la primera fila después de caer en la elección de 2008. El senador por Arizona ha realizado unas declaraciones televisivas en las que manifiesta que centrarse en la oposición al aborto provoca una pérdida de votos; "puedo mantener mi posición sobre el aborto, pero otros creen que hay que dejar el problema solo, cuando estamos en un tipo de situación económica y de seguridad nacional como esta".

No es el único que aboga por este giro. Llama la atención porque supone un intento por asimilarse al centro-derecha europeo, algo que la derecha norteamericana había rechazado hasta ahora. Únicamente incidir en la economía y en las ramas que deriven de esta. La Iglesia Católica resulta un poderoso enemigo en este punto porque no se pliega a motivaciones electorales y jamás abandona en la defensa de la vida. Cada vez con menos aliados en esa lucha, pero, quizá por eso mismo, más libre a cada paso. Además, convendría recordarle al ex candidato a la presidencia que en los debates previos al 6 de noviembre nunca se defendió el aborto cero por parte de Romney o de Ryan. Componendas y mal menor. ¿Nos suena?

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·