Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Emotiva despedida de monseñor Osoro en Valencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Valencia se ha despedido de su hasta ahora arzobispo con la misma emoción con la que monseñor Osoro se ha despedido de Valencia y de los valencianos. Ha sido en una misa multitudinaria de Acción de Gracias en la Catedral de la capital del Turia. Monseñor Osoro, mariano en profundidad, parafraseaba a san Juan Pablo II en su adiós a España en 2003: “¡Hasta siempre Valencia!, Hasta siempre, tierra de María!, os llevo a todos en mi corazón”.

Osoro invitaba a los fieles a “ser cristianos a tiempo complete. (…) No sois cristianos sentados reflejándoos en la fe o discutiendo sobre la fe en teoría, salid de vosotros mismos, tomad con valentía la cruz, y marchad por las calles compartiendo la alegría del Evangelio”.

Un momento de especial emoción ha sido la lectura de una carta en nombre de la diócesis a monseñor Osoro. En la misiva han querido “transmitirle nuestro más profundo reconocimiento por su identidad tan transparente de Pastor, de Padre y amigo… haciendo fácil el anuncio del Evangelio a través de la acogida personal, del encuentro, de ponerse del todo en la calle y hacer visible que la vida del Reino es presencia y alegría”.

Un ultimo gesto ha llenado de emoción este adiós: el mensaje de despedida que ha dejado el arzobispo en el libro de oro de la basílica. Dirigido a la Mare de Deu, le dejaba escrito: “Gracias por haberme acogido siempre y por haber percibido junto a tí, que tu Hijo Jesucristo me había enviado a esta tierra valenciana a ser padre y pastor, a cuidar de todos y conocer a todos; tu casa, es decir, esta Basílica, ha sido un lugar de conocimiento de todos tus hijos donde he podido regalar la Palabra de tu Hijo, su amor misericordioso, su perdón y alimentar a todos con ese alimento que nutre y hace a todos tener las medidas de tu Hijo, que es la Eucaristía”.

La agradecida Iglesia de Valencia, renovada y alentada en estos años con monseñor Osoro como pastor, es una muestra patente del buen trabajo del obispo que, en menos de un mes, llegará a Madrid.

Zenón de Elea

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·