Martes 19/06/2018. Actualizado 01:25h

·Publicidad·

Zoom

El Ayuntamiento de Valencia felicita el Nuevo Año Chino pero no la Navidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ayuntamiento de Valencia felicitó el Nuevo Año Chino en su fachada el pasado jueves, 15 de febrero. En Valencia hay 6.635 chinos empadronados y me parece bien que tenga esa deferencia con un colectivo extranjero en auge en la capital del Turia, y en principio toda fiesta relevante es una ocasión de integración y reconocimiento.

Sin embargo, son muchos los valencianos que echaron en falta que el consistorio no felicitara la Navidad de un modo similar, y son cientos de miles los valencianos, de diversa religión y cultura, que celebran la Navidad.

Los comentarios de no pocos valencianos, al comprobar cómo el Ayuntamiento se acuerda de los chinos en comparación con el “olvido” de la Navidad, son de desaprobación y rechazo por lo que consideran una desconsideración notable hacia una fiesta tan arraigada en la cultura como es la Navidad.

En el Ayuntamiento, gobernado por el tripartito de izquierdas integrado por Compromís – el alcalde, Joan Ribó, pertenece a este partido -, socialistas y Podemos, se vienen sucediendo decisiones y polémicas en torno a todo lo que tenga relación con las fiestas de origen cristiano. Por ejemplo, cuando en concejal-ciclista Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad, prohibió una marcha motera solidaria las pasadas Navidades, para obtener regalos para niños, porque “dificultaba el tráfico en zonas céntricas”, lo cual no impidió que los moteros hicieran caso omiso y llevaran a cabo la marcha solidaria en otras calles menos céntricas.

El consistorio se vuelca con celebraciones como las “magas republicanas”, en fechas próximas a Reyes, que ensombrece o pretende ensombrecer la tradición cultural cristiana de la cabalgata de Reyes Magos. Para esa original cabalgata de las “magas” no hay problemas de tráfico, y se celebra por las calles más céntricas de la ciudad. Expresamente, el Ayuntamiento ha propiciado debates para convertir Valencia en una ciudad “laica”.

“Laica” ya es, desde hace tiempo, la ciudad de Valencia, pues el pueblo se vuelca en muchas de sus celebraciones, y la tradición cristiana forma parte innegable de la cultura de la ciudad. Pero las autoridades municipales siguen volcándose en efemérides con modos de celebración que no acerquen o mantengan los signos cristianos.

Apertura a los chinos, si, pero con mayor  motivo a las fiestas tradicionales, tengan o no origen cristiano. Y Valencia es muy “festera”, por lo que muy sensible a estos hechos que se vienen sucediendo.

“Cultura” es el conjunto de saberes, creencias y pautas de conducta de un grupo social, incluyendo los medios materiales que usan sus miembros para comunicarse entre sí y resolver necesidades de todo tipo, según se puede leer en Wikipedia. Obsérvese que incluye “creencias”.

 Tal vez el tripartito valenciano puede intentar cambiar el concepto de cultura, tratando el asunto con Wikipedia, pero lo mejor que puede hacer es gobernar para todos – sobre todo, la mayoría – y asimilar que la cultura abarca aspectos que a ellos no les gustan.

Zenón de Elea. 




·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·