Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Abuchean al obispo de Solsona por lanzar una pregunta sobre la identidad sexual

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispo de Solsona no vinculó la homosexualidad con la ausencia del padre, solo se hizo una pregunta

¿Ha conseguido el lobby LGTB que los ciudadanos no puedan hacerse preguntas y lanzar hipótesis? La libertad de expresión y de opinión está siendo amordazada.

Xavier Novell, obispo de Solsona, escribe periódicamente unas glosas. En una de las últimas titulada “Amor que deviene fecundo”, trata de desarrollar algunos aspectos de la encíclica del Papa “Amoris Laetitia”.

Pues bien, el obispo expone algunas de las exhortaciones del Papa Francisco como es el derecho que tiene todo niño a recibir el amor de un padre y una madre, ambos necesarios para la maduración afectiva de la persona. También habla de la identidad masculina y femenina.

Y se hace la siguiente pregunta: "Me pregunto si el fenómeno creciente de la confusión en la orientación sexual de muchos chicos adolescentes no se debe a que en la cultura occidental la figura del padre estaría simbólicamente ausente, desviada, desvanecida, hasta la virilidad estaría cuestionada".

Muchos medios de comunicación se hacían eco de sus palabras y faltó poco tiempo para que el colectivo LGTB saltara a degüello. El domingo pasado un grupo de miembros de los lobbies LGTB organizaron una protesta contra el obispo, quien fue abucheado y abroncado, hasta tal punto que el prelado tuvo que salir escoltado de la iglesia donde acababa de administrar el sacramento de la Confirmación.

Y solo por hacerse una pregunta. ¿Hay algo de malo en hacerse hipótesis, en cuestionarse si la confusión de la identidad sexual no se deba a la falta de la figura del padre? Algunos estudios demuestran que existe relación.

Muchos chicos y chicas se preguntan por su orientación sexual en la adolescencia, porque la atracción es caprichosa.

Y el obispo también se hace la misma pregunta. No denuncia, no critica, no amenaza y no juzga. No juzga. Pero él ha sido juzgado, abucheado y abroncado por un grupo que se autoproclama demócrata, y abanderan el estandarte de la libertad.

Los lobbies LGTB están amordazando la sociedad. Una cosa es el respeto infinito por las personas y otra cerrar bocas como en las peores dictaduras.

Zenón de Elea.   



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·