Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Para Abidal, era Dios quien decidía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las lecciones de fe en boca de personajes reconocidos tienen, en muchas ocasiones, una importancia trascendental. El regreso a los terrenos de juego de Abidal, el jugador del Barça que acaba de superar un cáncer, ha sido muy comentado por la sincera expresión del sufrimiento que le han ocasionado las cinco operaciones a las que ha tenido que someterse.

Pero más allá de esa súplica para que le indujeran el coma que ha saltado a todos los titulares, nos quedamos con una frase que es definitiva de la fe, la esperanza y la caridad que nos regala Dios. Preguntado sobre si tenía miedo a la muerte, el jugador blaugrana contestaba que no, que nunca pensó en la muerte porque es Dios quien la decide.

No son meras palabras en boca de un deportista de elite que sirven como modelo para miles de personas, entre ellas muchos jóvenes. Es un importante programa de vida que se ha perdido en el marasmo de la cultura de la muerte.

Es Dios quien decide cuándo pasa el enfermo a la casa del cielo. El mismo Dios que decide que El Niño engendrado en el seno materno siga creciendo fuera de él. O que el anciano, ya incapaz por el peso de los años, mantenga su misma dignidad hasta que Dios quiera llamarlo a su gloria.

Buena lección la de Abidal. Lección de abandono. Lección de fe.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·