Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El Vaticano estudia si la Fraternidad Sacerdotal San Pío X podría ser una prelatura

Los lefebvrianos en España: seis sacerdotes y 500 fieles

El padre Brunet considera “una buena noticia” el acercamiento entre ellos y la Santa Sede. Recuerda que en este Año Jubilar pueden perdonar pecados reservados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X, una sociedad de sacerdotes fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre, ex comulgada por la Santa Sede en 1988 por consagrar a cuatro obispos sin permiso de Juan Pablo II y que está en contra de varios puntos  del Concilio Vaticano II, está integrada en España por seis sacerdotes y aproximadamente 500 fieles. El Papa les ha concedido la facultad de perdonar pecados reservados al Vaticano en este Año Jubilar de la Misericordia. 

El padre Philippe Brunet, superior en España de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. El padre Philippe Brunet, superior en España de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X.

En declaraciones a Religión Confidencial,  el padre Philippe Brunet, superior en España de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, muestra su alegría tras el encuentro, el pasado 1 de abril, entre el Papa y Bernard Fellay, superior general y sucesor de Marcel Lefebvre en la dirección de la Fraternidad. En esta reunión Francisco aseguró que los lefebvrianos "son católicos camino a la plena comunión".

A raíz de este encuentro, la Santa Sede estudia la posibilidad de que la Fraternidad alcance el estatuto de prelatura personal siempre y cuando se solventen algunos problemas doctrinales. “No sabemos en qué punto está, pero es una buena noticia”, afirma el padre Brunet a este Confidencial.

En cuanto a las relaciones con la Iglesia Española, el padre Brunet asegura que son “amables” pero no mantienen apenas “contacto”.  

En 2009, el papa Benedicto XVI levantó las ex comuniones a los cuatro obispos consagrados sin permiso del Vanticano, -uno de ellos español-. Dos años antes, Benedicto XVI había decidido liberar la misa tradicional en latín en un motu proprio de 2007 titulado Summorum pontificorum, restableciendo la vigencia del Misa Romano promulgado por San Pio V y nuevamente por san Juan XXIII. Muchas de las mujeres fieles de la Fraternidad, asisten a Misa con velo.

Visión jerárquica de la Iglesia

Los lefebvrianos se separaron de la Iglesia Católica por su oposición a varios puntos aprobados en el Concilio Vaticano II. Uno de ellos es el ecumenismo. Según esta Sociedad, el Concilio considera a todas las religiones como benéficas y válidas.

El segundo punto es la colegialidad. “Consideramos que el gobierno de la Iglesia debe ser más jerárquico y menos colegiado”, afirma el padre Brunet a RC. En su opinión, esta forma de gobierno de la Iglesia limita el poder al papa como cabeza única de la Iglesia universal, así como la autonomía de cada obispo en particular dentro de sus propias diócesis.

Respecto a la libertad religiosa, son de la opinión que un Estado “si que puede ser confesional”.

Todos los sacerdotes de esta Fraternidad se forman en el Seminario que la Fraternidad tiene en Suiza o en Argentina. Su misión es alentar, apoyar y formar sacerdotes santos para que puedan difundir eficazmente la fe católica en todo el mundo. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·