Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El Vaticano refuerza sus controles para prevenir el lavado de dinero y financiación del terrorismo dentro de sus fronteras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI firmó el jueves la Carta Apostólica con forma de “Motu Proprio”, con la que establece la Ley para prevenir y combatir las actividades ilegales en ámbito financiero, como el blanqueo de capital proveniente de actividades criminales y de financiación del terrorismo, auténticos peligros para la justicia y la paz en el mundo.

Con el mismo “Motu Proprio”, el Pontífice constituye la Autoridad de Información Financiera; aprueba su Estatuto y establece que ejerza sus tareas correspondientes en los dicasterios de la Curia Romana y en todos los Organismo y Entes dependientes de la Santa Sede; y delega, sólo para las hipotéticas violaciones, a los Órganos judiciales del Estado de la Ciudad del Vaticano a ejercer la jurisdicción penal que corresponda.

El Papa afirma que “la Santa Sede aprueba el compromiso,” de la comunidad internacional y “quiere hacer suyas las reglas" de las que ésta se ha dotado "para prevenir y combatir" estos terribles fenómenos.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, destacó que la publicación de nuevas leyes para el Estado de la Ciudad del Vaticano y para los dicasterios de la Curia Romana así como para los organismos y entidades dependientes de la Santa Sede es un evento de gran importancia normativa pero también reviste un significado moral y pastoral de largo alcance.

Todos los entes en conexión con el gobierno de la Iglesia Católica y con ese "apoyo", que constituye el Estado de la Ciudad del Vaticano, se insertan a partir del jueves, "con espíritu de sincera colaboración", en el sistema de principios e instrumentos jurídicos que la comunidad internacional está construyendo "con la finalidad de garantizar una convivencia justa y honesta en un contexto mundial cada vez más globalizado; contexto en el que, desgraciadamente, las realidades económicas y financieras son, no pocas veces, terreno de actividades ilegales como el blanqueo de capital procedente de actividades criminales y de financiación del terrorismo, auténticos peligros para la justicia y la paz en el mundo".

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·