Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

La Iglesia no se ha pronunciado oficialmente sobre la autenticidad del sudario

El Papa Francisco venera la Sábana Santa de Turín

El Obispo de Roma aseguró también que la imagen grabada en el lienzo habla al corazón de los hombres

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Santo Padre visitó la Catedral de San Juan Bautista y rezó durante unos minutos ante la tela de lino que muestra la imagen de un hombre con marcas físicas propias de la crucifixión.

El Papa Francisco con una paloma.

Terminado el encuentro con el mundo del trabajo, en la Placita Real, el Santo Padre se trasladó andando a la Catedral de San Juan Bautista, donde está custodiado el Santo Sudario. Una vez allí, el Pontífice se dirigió con gran recogimiento al altar mayor del templo, donde rezó durante unos minutos en silencio, y con la luz apagada, ante la tela de lino que muestra la imagen de un hombre con marcas físicas propias de la crucifixión. Poco después, se detuvo a orar también ante el altar del beato Pier Giorgio Frassati.

En el interior de la Catedral, acompañaron al Papa un grupo de monjas de clausura, sacerdotes huéspedes de las casas del Clero de la diócesis de Turín, los canónigos del Cabildo catedralicio, la Comisión para la Síndone, algunos parientes del joven beato italiano, el cardenal Poletto, los obispos de la Conferencia Episcopal del Piamonte-Valle de Aosta y el séquito papal.

En 2013, el Santo Padre afirmó que el rostro desfigurado de la Síndone se asemeja al de tantos hombres y mujeres “heridos por una vida que no respeta su dignidad, por guerras y violencias que afligen a los más vulnerables”, pero que invita a la esperanza. El Pontífice realizó estas declaraciones en un vídeo mensaje, difundido por el Vaticano, con motivo de la anterior ostensión de la Sábana Santa.

En aquella ocasión, Francisco dijo que el rostro de la Síndone tiene los ojos cerrados, que es el rostro de un difunto. “Pero sin embargo, misteriosamente nos mira y en el silencio nos habla”, añadió.

“¿Cómo es posible que el pueblo fiel quiera detenerse ante este icono de un hombre flagelado y crucificado?”, se preguntó el Papa. “Porque el hombre de la Sábana Santa --explicó-- nos invita a contemplar a Jesús de Nazaret”.

El Obispo de Roma aseguró también que la imagen grabada en el lienzo habla al corazón de los hombres “y nos lleva a subir al monte del Calvario, a mirar el madero de la cruz, a sumergirnos en el silencio elocuente del amor”.

La Iglesia no se ha pronunciado oficialmente sobre la autenticidad del sudario al que, desde hace años, se ha sometido a pruebas científicas. Algunos estudios históricos y científicos ubican la Sábana Santa en la época de Cristo, otros como la prueba del carbono-14 llegaron a la conclusión de que era medieval (1260-1390), aunque los resultados recibieron objeciones. Todavía hoy la ciencia no logra explicar la impresión en el tejido del rostro y el cuerpo maltratados de un hombre que tiene los traumas físicos de la crucifixión. La imagen se ve más claramente en negativo, efecto que fue descubierto por el fotógrafo amateur Secondo Pia.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·