Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Vaticano

Ha impartido un curso en la Universidad San Dámaso

El cardenal Paolis instruye a canonistas para que ejerzan con rigor la expulsión de un sacerdote del estado clerical

Roberto Serres, decano de la Facultad de Derecho Canónico: “Esta es la mayor sanción que recibe un presbítero si comete actos muy graves”, como son los abusos sexuales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cardenal italiano Velasio De Paolis ha impartido un curso titulado “La expulsión del estado clerical” en la Universidad Eclesiástica de San Dámaso. Organizado por la Facultad de Derecho Canónico, el objetivo ha sido preparar a canonistas para que ejerzan con justicia la expulsión del sacerdote del estado clerical en aquellos casos en que haya cometido actos muy graves, como son los abusos sexuales. 

El cardenal italiano Velasio De Paolis. El cardenal italiano Velasio De Paolis.

El cardenal, experto en esta materia, ha venido a reafirmar en la Universidad Eclesiástica de San Dámaso de Madrid que el sacerdocio es un don enorme y es un deber protegerlo con todas las fuerzas. “El sacerdote es un don para toda la comunidad y para la Iglesia, porque recibe la vida de la gracia y los sacramentos”, declara a Religión Confidencial el sacerdote Roberto Serres, Decano de la Facultad de Derecho Canónico.  

En este curso, los alumnos de Derecho Canónico han sido instruidos por Velasio De Paolis en la normativa de la Iglesia. “Cuando un sacerdote comete actos gravemente inmorales, indignos, no solamente de un presbítero, sino de cualquier cristiano o persona, la Iglesia tiene que velar por el bien de la víctima, de la comunidad, de la propia Iglesia y también del sacerdote. Por esta razón, velar por el bien de todos significa expulsarle de su condición de sacerdote”, explica Serres.  

Esta sanción, que es la más grave que puede recibir un presbítero, es el modo que tiene el sacerdote de purificar sus actos. Según Roberto Serres, en España se producen muy pocos casos.

El decano de la Facultad de Derecho Canónico de San Dámaso asegura que desde el pontificado de Benedicto XVI, estas medidas se están llevando a cabo con más transparencia. “La Iglesia siempre ha obrado con rigor y contundencia, expulsando a sacerdotes indignos. Pero antes, estos delitos no transcendían porque se consideraba que era mejor evitar el escándalo para no dañar a más personas. Sin embargo, la Iglesia ha visto que en la actualidad, lo que puede perjudicar es la reserva. Los fieles y la opinión pública deben conocer las medidas eclesiásticas”.

Acoger a la víctima  

El cardenal ha insistido que la voluntad del Papa, expresada en unas normas detalladas con el fin de no dejar estos casos a la voluntad de los obispos -que aunque sea buena, también pueden equivocarse- es trabajar en la selección de los candidatos y en su formación, no solo para prevenir abusos sexuales, sino para que hagan el bien.

Otra de las directrices de Francisco es que los procedimientos sean breves y que los tribunales eclesiásticos actúen con rapidez para juzgar estos casos graves, con el fin de evitar un daño mayor. “Rapidez en los procesos sin merma de la verdad ni de la justicia, para que no se condene a un inocente”, explica Serres.  

Los abusos sexuales por parte de un sacerdote suponen un delito canónico, además de quebrantar las leyes civiles. Por lo tanto, en los tribunales eclesiásticos se debe proceder con todas las garantías, pruebas y defensa. “Se trata de ser justos, para que todo el que sea culpable sea castigado y no como venganza, sino como remedio para su propio bien y el de los demás”.

Por último, el cardenal De Paolis ha recordado el deseo del Santo Padre, de que en todas las diócesis donde haya una sola víctima, se le ayude a la recuperación humana, psicológica y espiritual, que es también una tarea del obispo, sin escatimar ningún esfuerzo humano, médico y espiritual.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·