Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Entrevistado por Religión Confidencial

Monseñor Viganó, sobre los rumores en la Iglesia: “Quien crea un grupo contra otro, está guiado por el demonio”

El responsable de comunicación del Vaticano afirma: “El Papa no debe responder a los rumores de los periodistas acerca de una cuestión que no es periodística”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El prefecto de la Secretaria para la Comunicación del Vaticano, Dario Edoardo Viganò ha presentado en Madrid un libro sobre los chismorreos dentro y fuera de la Iglesia titulado “El susurro de las habladurías”. Religión Confidencial le preguntó sobre la diferencia entre las habladurías y las opiniones respecto a ciertas cuestiones que atañen a la Iglesia Católica.  Reproducimos la conversación con monseñor Viganò.

Monseñor Dario Viganó ha participado en el XIV Congreso de Escuelas Católicas que se celebra en Oviedo.  Monseñor Dario Viganó ha participado en el XIV Congreso de Escuelas Católicas que se celebra en Oviedo.

Pregunta: Hay algunas cuestiones que a lo mejor desde el Vaticano no se ha dado respuesta con claridad, y eso ha dado lugar a diferentes habladurías, rumores u opiniones. Por ejemplo, por qué el Papa no ha contestado a los cuatro cardenales o la Amoris Laetitia. ¿Qué diferencia hay entre los rumores o las opiniones que vierten los periodistas cuando no hay una respuesta clara?

Respuesta: Se trata de cosas muy diferentes, en el sentido que ya en el Concilio Vaticano II surgió el debate sobre la opinión pública en la Iglesia, que es muy importante, en el sentido de que la Iglesia no es monolítica. Es como dice el Papa, un prisma que tiene caras diversas, todas unidas, de modo que cada una mantiene su propia identidad. Todo ello dentro de una relación que es personal, reservada, que es un contexto muy diferente del rumor o de las habladurías.

Porque cuando esta relación de confianza, personal e íntima, sale del perímetro de la experiencia personal y se utiliza para alimentar a los medios y a las redes sociales, sucede lo que decía antes, que se lee a partir de la propios prejuicios y esto sirve para comprender la cohesión de los grupos. Por tanto, desde este punto de vista no es un buen servicio. Y por ello, el Papa no debe responder a los rumores de los periodistas acerca de una cuestión que no es periodística.

Pregunta: Pero la pregunta era si no hay una respuesta clara da lugar a habladurías, la gente habla..

Respuesta: El problema es justamente este: los periodistas deben dar un paso atrás y no activar habladurías porque la cuestión es personal, no puede ser asumida por  los periodistas.

Es más, un periodista para tratar los temas de la Iglesia debe disponer de una hermenéutica espiritual, como decía Benedicto XVI. Y no puede tener otra hermenéutica, porque quien divide y separa es solo el demonio. Esto está claro. Por tanto, si yo tuviese una información, podría estar de acuerdo o no, pero no puedo convertirla en una habladuría para construir un grupo contra otro. El que constituye un grupo contra otro está siempre guiado por el demonio. Esto es Evangelio.

Pregunta: ¿Puedo tener una opinión diferente pero, si constituyo un grupo contra otro grupo eso es división y demonio?

Respuesta: Es preferible procurar buscar más las cosas que unen que aquellas que dividen.


Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·