Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El purpurado refutó al sacerdote de la Compañía de Jesús por sus tesis pro-gay

El jesuita Martín responde al cardenal Sarah: “No cuestiono la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad”

Afirma que su libro “Construyendo un puente” es una invitación al diálogo y la oración con la comunidad LGTBI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El jesuita James Martin, nombrado recientemente por el Papa Francisco asesor de la Secretaría de Comunicaciones de la Santa Sede, acaba de publicar el libro “Building a Bridge: How the Catholic Church and the LGBT community can enter into a relationship of respect, compassion, and sensitivity”: (“Construyendo un puente: Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad”), que ha suscitado polémica.

James Martín, sacerdote jesuita. James Martín, sacerdote jesuita.

Algunos obispos y sacerdotes han cuestionado el libro porque, a su entender, el padre Martin cuestiona el enfoque pastoral de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad. Incluso han afirmado que el jesuita sostiene que es otra forma sana y querida por Dios para expresar la sexualidad humana.

Sobre este tema, el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación de la Santa Sede para el Culto Divino, publicó el pasado 31 de agosto un artículo en The Wall Street Journal titulado “How Catholics Can Welcome LGBT Believers” (Cómo los católicos deben dar la bienvenida a los creyentes LGTB).

El cardenal afirma que “la Iglesia Católica ha sido criticada por muchos, incluyendo algunos de sus propios seguidores, por su respuesta pastoral a la comunidad LGBT”, y menciona que, “entre los sacerdotes católicos, uno de los críticos más abiertos del mensaje de la iglesia con respecto a la sexualidad es el padre James Martin, un jesuita estadounidense. En su libro Construyendo un Puente, repite la crítica común de que los católicos han criticado severamente la homosexualidad y descuidado la importancia de la integridad sexual entre todos sus seguidores”.

Sarah escribe que el “padre Martín está en lo correcto al argumentar que no debe haber ningún doble rasero con respecto a la virtud de la castidad, que, por más desafiante que sea, es parte de las buenas nuevas de Jesucristo para todos los cristianos. Para los solteros, sin importar sus atracciones, la fiel castidad requiere la abstención del sexo. Esto puede parecer un estándar alto, especialmente hoy en día, pero sería contrario a la sabiduría y la bondad de Cristo exigir algo que no se puede lograr…”

El libro fue aprobado por el Vaticano 

El portal Americamagazine.org, cuyo editor es el padre Martín, se ha referido en su web al artículo escrito por Sarah. El periodista Michael J. O’Loughlin afirma que el cardenal, en su escrito, rechaza los argumentos de Martín encaminados a decir que la iglesia “debe ser más respetuosa con los católicos gays y lesbianas. En cambio, dijo, los católicos tienen el deber de recordar a los gays y lesbianas que los actos homosexuales son pecaminosos”.

O`Loughlin recuerda en su artículo que el libro fue aprobado por las autoridades jesuitas antes de su publicación, y que recibió el apoyo del cardenal Kevin Farrell, Prefecto del nuevo Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida.

El padre Martin asevera que él no cuestiona la enseñanza de la iglesia sobre la homosexualidad, sino que pide un diálogo entre las dos partes.

En el portal Americamagazine, el padre Martin calificó la columna del cardenal Sarah como “un paso adelante”, porque utilizó el término “LGBT”, que algunos católicos tradicionalistas rechazan. (Parte del libro del Padre Martin insta a los líderes de la Iglesia a usar más frase coloquial “gays y lesbianas” en lugar de frases anticuadas preferidas por algunos católicos, como “personas con atracción por el mismo sexo.)

El fracaso de la Iglesia

Sin embargo, el padre Martin afirma que el ensayo de Sarah “falla en algunos puntos importantes”, como el fracaso en reconocer “el inmenso sufrimiento que los católicos LGBT han sentido a manos de su iglesia”.

También insta al cardenal a considerar por qué la enseñanza de la iglesia sobre la homosexualidad ha sido ampliamente rechazada por los católicos LGBT y sus familias. “La única manera en que la Iglesia será capaz de responder a esa pregunta es escuchándoles, que es parte del edificio del puente que estoy pidiendo en mi libro”, dice Martin.

El jesuita también responde al cardenal que su libro no es crítico con la enseñanza de la Iglesia. “Y tampoco es un tratado de teología moral ni sobre la moral sexual de las personas LGBT. Es una invitación al diálogo y la oración y estoy seguro de que el cardenal Sarah estaría de acuerdo en la importancia de ambos”.



Cardenal Robert Sarah. Cardenal Robert Sarah.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·