Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Lombardi tendió la mano de la Iglesia a las víctimas de abusos sexuales y les animó a luchar juntos contra esta "plaga"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lombardi se reunió el domingo con víctimas de abusos sexuales y les animó a "aunar esfuerzos" con la Iglesia "contra la difusión de esta plaga, favorecida por Internet y por las nuevas formas de comunicación, por la crisis de la familia, por el turismo y por el tráfico sexual que explota la pobreza de la gente en los diversos continentes".

Les advirtió que "muchos se alegran de que la atención se concentre sobre la Iglesia y no sobre ellos, porque así pueden seguir perpetrando esos abusos sin estorbos".

Un grupo de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes se habían concentrado en Roma convocados por la asociación estadounidense "Survivor's Voice", a la que se sumaron otros grupos internacionales e italianos como "La Culpa" o la asociación del Instituto para sordos Antonio Provolo de Verona.

Los fundadores de esta asociación estadounidense, Bernie McDaid, de 54 años, y Gary Bergeron, de 47, ambos víctimas de abusos sexuales, explicaron que el objetivo de esta concentración es que se siga hablando de este problema. Durante la protesta, pidieron a la Iglesia que "realice más esfuerzos para proteger a los niños de los abusos y para castigar a los culpables", informa Radio Vaticano.

Al final de la manifestación, en la que participaron entre 60 y 100 personas, cerca de Castel Sant’ Ángelo y que luego realizaron una marcha con antorchas hacia la Plaza de San Pedro, el portavoz de la Santa Sede y director de Radio Vaticano, Federico Lombardi, se reunió con una delegación de 8 personas, entre ellos dos de los principales organizadores de la manifestación.

Lombardi compartió con ellos que "la Iglesia debe estar muy atenta, para que los niños y los jóvenes que le son encomendados a sus actividades educativas crezcan en un ambiente totalmente seguro", y reconoció que su "clamor es un aliento para hacer más". "Gran parte de la Iglesia está ya por buen camino. La mayor parte de los crímenes pertenece a situaciones pasadas, que han cambiado mucho. La realidad de hoy y el mañana son muy alentadores. Ayudémonos para avanzar rápidamente hacia la dirección correcta", les pidió.

El portavoz de la Santa Sede quiso destacar que "la plaga de los abusos sexuales, ante todo contra los menores, pero también de forma general, es una de las mayores plagas del mundo de hoy. Ha implicado y afecta a la Iglesia católica, pero sabemos muy bien que lo que ha sucedido en la Iglesia es una pequeña parte de lo que ha sucedido y sucede en el mundo. La Iglesia debe ser la primera en liberarse del mal y en dar el buen ejemplo de la lucha contra los abusos, pero también todos debemos luchar contra esta plaga, sabiendo que es inmensa en el mundo de hoy, que se desarrolla con mayor facilidad y mejor cuanto más queda escondida".

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·