Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

El mexicano P. Eduardo Robles Gil Orvañanos, nuevo director general

La Legión de Cristo concluye que no propondrá los escritos de Maciel “como guía de vida espiritual”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Legión de Cristo avanza por el camino de renovación que inició después de que se conocieran los graves casos de abuso protagonizados por su fundador, el P. Marcial Maciel. El Capítulo General de esta institución ha emitido un comunicado en el que califica de “gravísimos y objetivamente inmorales” los comportamientos de Maciel y determina que sus escritos no se utilizarán “como guía de vida espiritual”. En la misma reunión se ha dado a conocer que la Santa Sede había confirmado al nuevo director general, que fue elegido el 20 de enero, el mexicano P. Eduardo Robles Gil Orvañanos.


El Capítulo General es la más alta autoridad interna de la Legión de Cristo; representa a toda la congregación, y ha emitido un comunicado en el que ha querido pronunciarse, en continuidad con las disposiciones de la Santa Sede, para “definir de manera conclusiva” la postura de la congregación sobre los comportamientos “gravísimos y objetivamente inmorales” del P. Marcial Maciel, que reprueban firmemente, y sobre su papel de fundador.

 La declaración reconoce que “nuestra congregación religiosa habría podido desaparecer”, y que “la ayuda de la Santa Sede fue imprescindible para descubrir cómo la personalidad y el modo de actuar del P. Maciel estaban afectando a nuestra congregación religiosa”. El comunicado, que consta de 10 puntos, también ofrece unas reflexiones iniciales sobre los pasos que se han dado en el proceso de renovación en relación con los aspectos que había detectado y recomendado la visita apostólica: revisión del carisma, el ejercicio de la autoridad y la formación.

 “Hemos considerado los comportamientos gravísimos y objetivamente inmorales del P. Maciel que merecieron las sanciones que en su momento la Congregación para la Doctrina de la Fe justamente le impuso. Nuestro fundador falleció en 2008 y suplicamos para él la misericordia de Dios. Al mismo tiempo queremos expresar nuestro hondo pesar por el abuso de seminaristas menores de edad, los actos inmorales con hombres y mujeres adultos, el uso arbitrario de su autoridad y de bienes, el consumo desmesurado de medicamentos adictivos y el haber presentado como propios escritos publicados por terceros. Nos resulta incomprensible la incoherencia de seguirse presentando durante décadas como sacerdote y testigo de la fe mientras ocultaba estas conductas inmorales. Todo esto lo reprobamos firmemente. Nos apena que muchas víctimas y personas afectadas hayan esperado en vano una petición de perdón y de reconciliación por parte del P. Maciel y hoy queremos hacerla nosotros, expresando nuestra solidaridad con todas ellas”, afirma la declaración.

 “Reconocemos con tristeza la incapacidad inicial de creer los testimonios de las personas que habían sido víctimas del P. Maciel, el largo silencio institucional y, más adelante, los titubeos y errores de juicio a la hora de informar a los miembros de la congregación y a las demás personas. Pedimos perdón por estas deficiencias que han aumentado el dolor y desconcierto de muchos”, reconoce la Legión.

 La Legión confirma que “no puede proponer al P. Maciel como modelo ni sus escritos personales como guía de vida espiritual. Reconocemos su condición de fundador. Sin embargo, una congregación religiosa y sus rasgos esenciales no tienen origen en la persona del fundador; son un don de Dios que la Iglesia acoge y aprueba y que después vive en el instituto y en sus miembros”, explica.

Elección del nuevo director general

Las votaciones para formar el nuevo Gobierno General de la Legión de Cristo tuvieron lugar el día 20 de enero. El Papa Francisco dio al Capítulo General la indicación explícita de no comunicar los resultados de las elecciones hasta recibir la confirmación de la Santa Sede. Esta mañana el Arzobispo José Rodríguez Carballo, O.F.M., secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica ha comunicado persosnalmente la confirmación de la Santa Sede de las elecciones.

 Además del director general, han sido elegidos consejeros generales los Padres Sylvester Heereman (Alemania), y Jesús Villagrasa (España). También por disposición del Papa Francisco, la Santa Sede ha nombrado a dos consejeros generales más: P. Juan José Arrieta (España), quien es también el Vicario General, y P. Juan María Sabadell (España).

 El Capítulo General, además, eligió Administrador General al P. José Cárdenas (México) y Procurador General al P. Clemens Gutberlet (Alemania).

Con esta elección concluye el mandato del P. Álvaro Corcuera, LC, quien por motivos de salud no ejercía el cargo desde octubre 2011 y fue sustituido en sus funciones por el P. Sylvester Heereman, LC.

El P. Eduardo nació en 1952 en la Ciudad de México. Se consagró en el Movimiento Regnum Christi en 1975 e ingresó en la Legión de Cristo en 1977. Fue ordenado sacerdote en 1983 en su ciudad natal. Ha ejercido su ministerio principalmente en España, Brasil y México. En México ha sido director de colegios, administrador territorial durante dos años y director de secciones del Movimiento Regnum Christi. Ha colaborado en la fundación de la Legión y el Movimiento Regnum Christi en Brasil.

En enero de 2011 fue nombrado por el Card. De Paolis miembro de la Comisión de Acercamiento para atender a las personas afectadas por el P. Maciel. En agosto de 2013 asumió el cargo de director territorial de México por el nombramiento hecho por el pro-Director General con el consentimiento del Delegado Pontificio.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·